Hensel apunta a una minería ambientalmente sostenible y con perspectiva de género

Hensel apunta a una minería ambientalmente sostenible y con perspectiva de género

El secretario de Minería, Alberto Hensel, afirmó que el sector minero argentino “puede ser una industria líder en innovación para la protección ambiental”, al señalar las obligaciones y el rol a cumplir en toda la cadena de valor ante los desafíos del cambio climático. Hensel expuso en el capítulo minero del Encuentro Sectorial para la Acción Climática que organiza el Gabinete Nacional de cambio Climático, y de la que participaron representantes de los ministerios de Desarrollo Productivo y de Ambiente y de la Cámara Argentina de Empresarios Mineros.

El funcionario aseguró que “la minería argentina puede convertirse en una industria líder en innovación para la protección ambiental en términos de lo que significa el uso de los recursos naturales y en línea con eso, puede cumplir perfectamente con todo lo que requiera transición mundial hacia una economía de carbono neutral hacia el año 2050”.

“La minería tiene un rol fundamental que cumplir en el desafío que implica hoy el cambio climático”, dijo el secretario en el encuentro al comprometer la contribución del sector oficial al Plan Nacional de Adaptación e Investigación del Cambio Climático.

En ese sentido, Hensel dijo que el sector quiere “contribuir a la formulación de las políticas estratégicas que contribuyan a mejorar la situación de los ecosistemas que se encuentran afectados por el cambio climático” al entender que “la minería tiene que ser ambientalmente sostenible”.

Por otro lado, Hensel junto con la coordinadora de Gabinete de Género, Paula Basaldúa, se reunieron con empresarios y referentes gremiales del sector para coordinar acciones con enfoque de género en el rubro. “El Estado está dispuesto a invertir. Necesitamos el compromiso del sector empresario para que el esfuerzo se traduzca en incremento de oportunidades para las mujeres”, dijo Hensel.

“Es un gran desafío. Hay que generar el espacio en donde puedan desarrollarse plenamente las mujeres desde el trabajo. Era una asignatura pendiente”, señaló Hensel. “Acá está el sector de los trabajadores, el de los inversores y el Estado. El Estado puede hacerse cargo de los programas de concientización y capacitación que las empresas necesitan; y coordinar con el sector sindical, para que la capacitación se oriente de tal manera que quede coronada con la inserción laboral. De nada sirve si no logramos una respuesta desde el trabajo”, agregó.

Por su parte, Paula Basaldúa señaló: “La minería es un sector muy dinámico que paga salarios por encima de la media lo cual representa una oportunidad, pero tiene todavía poco acceso de las mujeres al sector. Eso puede tener que ver con las tareas de cuidado, por el sistema de turnos, pero también por un estereotipo arraigado más antiguo que indicaba que las mujeres tienen menos fuerza que los varones. Esto hoy no es así”.

“Las mujeres padecemos desigualdad y muchas mujeres padecen violencia de género por no tener autonomía económica. Uno de los objetivos de nuestra política es prevenir esas situaciones de marginalidad, de pobreza y de violencia. El sector tiene el potencial de hacer mucho para equilibrar la balanza en favor de la equidad de género”, agregó Basaldúa.

Share