El intendente Espejo quiere que todos los iglesianos trabajen en la minería

El intendente Espejo quiere que todos los iglesianos trabajen en la minería

Josemaría, el proyecto minero que genera expectativa en todo el territorio sanjuanino pero sobre todo en el departamento de Iglesia, ya que desde el grupo Lundin, encargados de la exploración, dijeron que emplearan 4 mil trabajadores. Es por esto que el intendente Jorge Espejo, tiene expectativas de que todo iglesiano que quiera trabajar en la minería pueda hacerlo, tanto de forma directa como para la provisión de bienes y servicios.

“Que no haya ningún iglesiano que nos reclame trabajo en la minería, que todos estén insertos”, dijo de forma contundente el mandatario departamental en comunicación con el medio Minería & Desarrollo.

Agregó que muchos iglesianos encajan con el perfil de proveedor y proponen diversificarse. Otros, están más interesados en saber qué mano de obra tomará Lundin. Habló también de la importancia de prepararse para lo que se viene. “Todos nos debemos preparar, desde funcionarios hasta la última persona que quiera trabajar en lo más elemental que la empresa requiera”. Es por esto que el mandatario destacó la importancia de las capacitaciones y especializaciones ya que es una gran oportunidad para los sanjuaninos e iglesianos.

También adelantó que trabajan en darles incentivos a los proveedores. “Necesitan la formación y ayuda para una serie de inversiones que deben realizar y para ello habrá que buscar herramientas para que puedan tener apoyo financiero”, dijo Espejo.

En cuanto a la crisis hídrica que atraviesa la provincia de San Juan, el intendente dijo que “hay algún mito de que la minería consume una cantidad mayor a la que realmente consume. Los que hemos visto como es este proyecto y los que están en operación, sabemos que no es así”.

Para el intendente, la solución al mito del consumo de agua en la industria es darle a la población información transparente y precisa, ya que “la sociedad lo va a demandar mucho”.

Para menguar la crisis hídrica y a su vez poder proveer de agua al tan esperado proyecto, en el departamento se conformó un Comité Hídrico y apuntan a tener un plan integral para invertir en reservorios de agua estratégicos. Para esto, adelantándose a lo que será el mega proyecto cupífero, trabajan en conjunto con Hidráulica y las empresas mineras involucradas.

Pero no solo el agua presenta un desafío sino también la conectividad, esencial para todas las actividades que se deberán realizar. Una buena conectividad no solo beneficiaría a la minería sino a otras actividades del departamento como el turismo, la educación y la agricultura.

Finalmente, fue contundente: “Muchos iglesianos quieren trabajar en minería. La intención es que no quede mano de obra sin trabajar acá y que pueda hacerlo en proyectos mineros”.

Share