Después que Mendoza fijara el precio de las uvas, viñateros sanjuaninos solicitan que se fijen nuevos precios

Después que Mendoza fijara el precio de las uvas, viñateros sanjuaninos solicitan que se fijen nuevos precios

Ya arrancó la cosecha y los productores ya están vendiendo las primeras uvas de la cosecha, algunos lo hacen con un precio a reajustar cuando se llegue a un acuerdo y otros están recibiendo un adelanto de 7 pesos por kilo de uva, con el resto a completar para cuando haya un precio de referencia.  Este año, los productores saben que no hay sobrestock y quieren pelear hasta el último centavo para levantar cabeza, por eso, desde la Asociación de Viñateros independientes adelantaron el pedido que le harán al Ministerio de la Producción para que tomen las mismas medidas que el Gobierno de Mendoza.

“Nosotros pedimos que el precio de la uva común tiene que ser de $20, la blanca,Pedro Ximénez, Torrontés y Moscatel, deben estar a $25; los varietales sobre $40 y la Malbec, entre $40 y $50”, explica a Zonda Diario, Juan José Ramos, presidente de la Asociación de Viñateros independientes de San Juan.

En este contexto, el viñatero resalta la intervención del  Gobierno de Mendoza  que salió fuerte a marcar la cancha en el sector vitivínicola y saldrá a comprar uva criolla para mosto a 20 pesos el kilo y malbec desde $ 40 a $ 60 el kilo dependiendo la zona.  Teniendo en cuenta el accionar mendocino, adelantó que le pedirán al Gobierno de San Juan que intervenga para que se acuerden precios similares. “Si Mendoza ha puesto cerca de $2200 millones en el mercado, creo que con $400 millones que inyecto el Gobierno de San Juan, sería una buena cantidad de dinero en el mercado de la uva”, plantea Ramos.

Por otra parte, el productor afirmó que su sector le ha pedido al ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas, que organice una reunión con los “3 o 4” formadores de precios del país, para acordar un precio para todos. Todavía no han recibido una respuesta a la solicitud que le hicieron cuando el titular de la cartera productiva estuvo en la provincia hace algunos días.

Sin precio y con incertidumbre

Al no haber en San Juan una referencia para vender la uva, los productores de las variedades primicias están tomando diferentes alternativas para hacerle frente a una cosecha que no tiene un norte en cuanto a los precios. Según indica Ramos, “algunos hacen maquila, otros la venden con un  adelanto de las bodegas a 5 pesos por kilo, con diferencia a acordar y otros están tratando de vender con precio de reajustar a futuro, pero no todos quieren vender por lo que no hay precio de referencia.

Lo que tuvo que pasar para que aumente el precio

Este año, por la pandemia se ha incrementado el consumo de alcohol en todo el mundo y eso ha generado una demanda fuerte en el sector. Además, el año pasado la cosecha fue menor a una vendimia normal y este año, viñateros como Eduardo Garcés de la Federación de Viñateros y Productores de San Juan, esperan una merma cercana al 30%, causada por la sequía, las heladas tardías y el granizo, situación que también se replicaría en Mendoza.

Por otra parte, prácticamente no hay sobre stock o hay muy poco comparado con el 2020. Estos factores, sumados a la inflación y la devaluación del peso argentino, pusieron en acción a la ley de la oferta y demanda  que al haber mayor demanda de uva y menos oferta del producto, hace se incrementa el precio.

Aun así, Ramos señaló que si bien cada establecimiento tiene diferentes factores de rentabilidad, vendiendo a 20 pesos, estarían apenas recuperando los costos de producción de la uva, algo que suena feo, pero recordando que el año pasado los productores afirmaban que estaban vendiendo a una tercera parte del costo de producción significa un avance.  “Para ganar algo deberíamos vender a 25 la uva común, pero sabemos que las mosteras no lo van a pagar”, reconoce Ramos.

Share