Le negaron una ambulancia a una embarazada, fue al hospital en moto y su bebé murió

Le negaron una ambulancia a una embarazada, fue al hospital en moto y su bebé murió

En Formosa, a una mujer embarazada, que entró en trabajo de parto, le negaron una ambulancia, con lo cual debió trasladarse en moto hacia un hospital. Al llegar, los médicos la asistieron pero lamentablemente su bebé había muerto. El hecho ocurrió la semana pasada en la localidad de Laguna Naineck. El esposo, Silvio Paredes, había llamado al hospital local para que puedan trasladar a Romina Ojeda al hospital de Laguna Blanca.

‘Mi señora estaba embarazada, llamé a la ambulancia de Laguna Naineck y me dijeron que no iban a venir. Hice cinco intentos, no me hicieron caso’, relató Paredes. Según comentó al portal El Comercial, un enfermero del mencionado nosocomio le dijo que lleve a su mujer ‘como pudiera’. ‘No me quedó otra’, se lamentó resignado Silvio cuando tomó la decisión de llevar en su moto a Romina.

La travesía implicó trasladarse desde Villa Lucero a Laguna Naineck: cinco kilómetros en los que el asfalto está ausente en varios tramos. ‘No me preguntaron si el camino estaba feo, si tenía medios para llegar, me dijeron la tenés que traer acá a tu señora y después la derivamos a Laguna Blanca. Nos dan órdenes para que los pacientes vayamos como podamos, como perros, a pie o en moto’, graficó en Nainekc Prensa Digital.

Y agregó: ‘No les importa un carajo lo que nos pase a los que vivimos en el campo. Es imperdonable lo que hizo el enfermero que estaba de turno ese domingo 15 de noviembre. Y no sé si fue porque la llevé en moto a mi mujer que tuvo este problema y esta pérdida, por eso quiero que toda la gente sepa de esta queja que estoy haciendo con todo el dolor de mi corazón por mi bebe fallecido’.

Sin embargo, en Naineck le revisaron la presión a la mujer y le aseguraron que todo estaba bien. ‘El bebé estaba vivo’, remarcó Silvio, pero le manifestaron que ‘sí o sí’ su mujer tenía que ser derivada a Laguna Blanca porque ‘solamente hay un enfermero’. ‘Antes era un hospital, ahora es una salita; a veces vienen médicos a la mañana, pero los domingos no viene nadie’, describió la situación del lugar.

La pareja oriunda de Villa Lucero continuó viaje hacia el hospital de Laguna Blanca, donde le confirmaron que la criatura no presentaba signos vitales. ‘Yo lo sentía a mi bebé moviéndose en mi panza, pero me dijeron que no escuchaban supuestamente sus latidos. Me hicieron una ecografía, pero no la hicieron bien’, relató Romina. E insistió: ‘Yo lo sentía, ahí nomás me tenían que operar de urgencia’.

Le pusieron suero, pero la mujer denunció que el médico no hizo ‘nada’ más. Tras comunicarle que su hijo había muerto, la derivaron nuevamente, esta vez al hospital de la ciudad de Formosa. ‘En vez de hacerle la cesárea en Laguna Blanca, la enviaron al hospital de Formosa para zafarse de ella, por ello recurro a los medios para que escuchen esto. Estoy muy mal, perdí a mi bebé que iba a ser un varoncito’, lamentó Silvio.

Según precisó le hicieron dos ecografías a la mujer pero nunca le informaron de cuántos meses estaba embarazada. ‘Camino para Formosa yo sentía las pataditas de mi bebé pero ellos no me hicieron bien la ecografía ahí. La responsabilidad de ellos era hacerme una cesárea de urgencias. Para no hacerla, por irresponsables, me mandaron para Formosa’, agregó con dolor Romina en diálogo con La Mañana.

Share