Uso de la ivermectina en San Juan: no todos los pacientes internados la podrán recibir

La ivermectina es una de las drogas que a nivel mundial más se viene usando como medicamento paliativo en la lucha contra el coronavirus. Un ensayo clínico que evalúa el efecto de este fármaco sobre la replicación del SARS-CoV-2 en pacientes con Covid-19 demostró que la administración de una dosis de 0,6 miligramos por kilo produce la eliminación más rápida y profunda del virus cuando se inicia el tratamiento en etapas tempranas de la infección.

Es por esto, que en San Juan va encaminada la aplicación de esta droga en las personas que estén internadas y ya Salud Pública hizo una gran compra de más de 280 mil dosis para poder así iniciar los tratamientos en los hospitales públicos de la provincia. Sin embargo no todos los internados la recibirán sino que dependerá de la aprobación del paciente o de un familiar a cargo y sobre todo que su estado físico lo permita.


La ivermectina es una de las drogas que a nivel mundial más se viene usando como medicamento paliativo en la lucha contra el coronavirus. Un ensayo clínico que evalúa el efecto de este fármaco sobre la replicación del SARS-CoV-2 en pacientes con Covid-19 demostró que la administración de una dosis de 0,6 miligramos por kilo produce la eliminación más rápida y profunda del virus cuando se inicia el tratamiento en etapas tempranas de la infección.

Es por esto, que en San Juan va encaminada la aplicación de esta droga en las personas que estén internadas y ya Salud Pública hizo una gran compra de más de 280 mil dosis para poder así iniciar los tratamientos en los hospitales públicos de la provincia. Sin embargo no todos los internados la recibirán sino que dependerá de la aprobación del paciente o de un familiar a cargo y sobre todo que su estado físico lo permita.

“Una vez aprobado se ofrecerá esto al paciente y como está dentro del protocolo de investigación será con la aprobación del paciente”, explicó Mónica Jofré, jefa de Epidemiología en Canal 4. Luego agregó: “depende del cuadro si es leve, moderado o grave. Es mucha la mejoría clínica que se da cuando se aplica”.

Por otro lado aclaró que “a dosis mayores de las permitidas, puede provocar un daño hepático, por eso dentro del protocolo se recomienda un control hepático porque se metaboliza en el higado”.

La aplicación dependerá “de la categoría del paciente, cuando el médico lo clasifique será la posología y se verá con qué otro medicamento se lo puede acompañar”.

La ivermectina es una droga antiparasitaria de amplio uso en medicina humana y veterinaria, y de acuerdo al investigador del CONICET en la UNSa, las limitaciones del modelo in-vitro son que ignora el componente inmunológico del huésped y no toma en cuenta el balance entre concentración de droga versus la carga viral.

“Hasta el momento no hay ninguna medicación aprobada para COVID-19. Todo se hace en el marco de medicación de uso compasivo, que está aprobada para otras enfermedades y que en este contexto COVID se hace bajo un protocolo de investigación que va a hacer la provincia. Hemos estado estudiando y analizando diversos estudios que se han publicado para ver la manera como uno puede ofrecer esto al paciente”, destacó Jofré.