“Filosofía barata y zapatos de goma” cumple 30 años

El repertorio de “Filosofía barata y zapatos de goma”, incluía los hits “De mí”, “Me siento mucho mejor” y “Filosofía barata y zapatos de goma”, su histórica versión del “Himno Nacional Argentino”, canciones hoy clásicas como “Reloj de plastilina” y “Siempre puedes olvidar”, además de su famosa unión con Gustavo Cerati y Pedro Aznar para el tema “No te mueras en mi casa”.

La grabación comenzó en enero, cuando registró su versión en castellano del tema “Ill feel a whole lot better” de The Byrds, que inmortalizó como “Me siento mucho mejor”. El resto del disco se hizo entre mayo y julio, en los estudios Panda y Ion junto al técnico Mario Breuer. La mezcla se hizo en Electric Lady Studios de Nueva York con Joe Blaney.

A esta altura de su historia, Charly contaba con una de bandas más emblemáticas, con Fernando Samalea (batería, máquinas de ritmo, percusión y bandoneón), Carlos García López (guitarra), Hilda Lizarazu (voces), Fabián von Quintiero (teclados) y Fernando Lupano (bajo).

Los músicos invitados fueron todo un lujo: Pedro Aznar (bajo en “No te mueras en mi casa”), Gustavo Cerati (guitarras en “No te mueras en mi casa”), Andrés Calamaro (órgano), Fabiana Cantilo (voces), Nito Mestre (voces), Lolita Torres (voces y castañuelas en “Filosofía barata y zapatos de goma”), Rinaldo Rafanelli (dirección orquestal y “magia búlgara”), Jorge “Bruja” Suárez (armónica en “Gato de metal”) y una sección de cuerdas y vientos para el Himno.

El lanzamiento del álbum fue muy accidentado, porque el primer anticipo para difusión fue su versión rockera del “Himno Nacional Argentino”. Apenas sonó en las radios se armó una gran polémica por una denuncia que decía que se trataba de “versión irrespetuosa”.

El disco demoró su salida hasta que un juez dictaminó que había “inexistencia de delito”. La presentación en vivo fue inmediata, con una larga serie de once recitales en el teatro Gran Rex, del 16 de noviembre al 2 de diciembre.

“Filosofía barata y zapatos de goma” se convirtió en un nuevo hito en la carrera de Charly García, que por entonces ya era un ídolo para dos generaciones de fans. Había dejado su huella en el rock argentino con sus grupos Sui Generis, La Máquina de Hacer Pájaros y Serú Girán, además de iniciar una imbatible serie de increíbles discos solistas como “Yendo de la cama al living”, “Clics modernos”, “Piano bar”, “Parte de la religión” y “Como conseguir chicas”.

“Filosofía barata y zapatos de goma”, es un disco clásico para volver a disfrutar y sentir la poesía que Charly nos regaló en 11 canciones.