Batalla campal: en Rivadavia agredieron a policías y los dejaron ensangrentados

El hecho ocurrió en La Bebida, en Rivadavia, donde unos sujetos se negaron a ser identificados por el personal policial y enfrentaron a los efectivos. Uno de los agresores arrojó una piedra a la cara del agente Franco Núñez, quien viajaba de acompañante en la moto Honda Falcon y cayó al piso inconsciente con una gran herida cortante en la frente.

El conductor de la moto, que aún estaba a bordo del rodado, descendió para socorrer a su compañero mientras pedía apoyo y colaboración, y también fue atacado a pedradas. Ambos efectivos prestan servicios en la Comisaría 34ª. Realizaba recorridas de prevención y seguridad.

El efectivo que estaba inconsciente no reaccionaba y su compañero intentó sacarlo de ese lugar arrastrando el cuerpo, mientras recibía los golpes de las piedras en su cuerpo.

La situación se complicó más cuando arribaron más efectivos y los uniformados en persecución quisieron detener a los agresores, quienes ya estaban siendo defendidos por el resto de los vecinos.

[LOCALES]Batalla campal: en Rivadavia agredieron a policías y los dejaron…

Publicado por Diario Las Noticias de San Juan en Martes, 15 de septiembre de 2020

Finalmente, la Policía logró detener a los atacantes de los dos uniformados que resultaron heridos y fueron identificados como Leonardo Arancibia, de 22 años, quien primero atacó al agente Núñez; su hermano Franco Arancibia, de 20 años; José Sosa, de 18 años y un menor de 16 años.

Hubo un gran despliegue policial para detener a los atacantes, la gente del lugar se sumó a la agresión de los policías que siguieron recibiendo pedradas. El efectivo herido recobró la consciencia, pero seguía perdiendo mucha sangre por el corte que tenía en su frente.

Hubo móviles dañados, motos destrozadas, rostro de policías heridos y ensangrentados aun teniendo puesto el casco.

El hecho violento fue en calle Comercio en la manzana E del barrio Bernardino Rivadavia, a dos cuadras de la comisaría, en una zona complicada por la inseguridad, según manifestaron fuentes policiales.