San Juan necesita de la minería en la post-pandemia del Covid-19

En este contexto de crisis sanitaria y socio económico que vive el país y la provincia, el Gobierno de San Juan debe apurar las aprobaciones de los informes de Impacto Ambiental y de Factibilidad económica de los proyectos mineros cuya etapa de exploración están avanzados. Es el caso de Josemaría, Altares y Los Azules.

La gravísima situación socioeconómica causada por la pandemia del Coronavirus, desde que se inició la cuarentena en el mes de marzo, más la terrible situación económica en la que quedó sumido el país tras la salida del gobierno de Mauricio Macri, motivó que la provincia se encuentre paralizada.

A razón de ello se han perdido miles de fuentes de trabajo poniendo en riesgo la paz social de San Juan.

En San Juan, se ha dicho en reiteradas ocasiones, que la provincia se salvará gracias al desarrollo minero. Entonces, los organismos gubernamentales y las organizaciones ambientales deben apurar la aprobación de los proyectos que se encuentran sujetos a la certificación de impacto ambiental.

No queda otra opción más que explotar los yacimientos mineros porque las canteras públicas están saturadas para seguir efectuando designaciones ya sea en el estado nacional, provincial o municipal.

Ante estas consideraciones, es que la gente no consigue un buen trabajo bien remunerado y bajo condiciones que exige la legislación laboral vigente, porque la situación económica no lo permite.

Hoy, en medio de la pandemia, hay empresas que pueden apostar a la creación de trabajo en la actividad minera, pero las demoras en los organismos gubernamentales que no aprueban los informes de impacto ambiental, están demorando el inicio de obras que serían un motor de arrastre económico que terminaría con la desocupación en San Juan.

Por ello, es que se apela a la buena predisposición de los actores principales de esta provincia, entre ellos Ejecutivo Provincial, Poder Legislativo y Judicial, además de los organismos no gubernamentales para que se pongan de acuerdo y confluyan en buenas decisiones que son necesarias de inmediato para sacar adelante la provincia.

Hoy se duerme sobre un colchón de minerales que esperan ser extraídos en el mejor momento, porque su precio ha escalado a valores internacionales pocas veces alcanzados y su pago es en dólares, que tanta falta le hacen al país y a la provincia de San Juan.