La CGT analiza con empresarios el plan de agroindustria para exportaciones

Con dos reuniones, la CGT buscará avanzar en el esquema para enfrentar el presente de la crisis pandemia y el día después. Mañana a las 15 se activarán monitores en una videoconferencia con representantes de la UIA. Tópico excluyente: tratar el plan sobre exportaciones de la agroindustria por 100.000 millones de dólares.

A la misma hora, el martes y en modo presencial en la sede de la Uocra, habrá mesa ampliada con diferentes organizaciones sindicales, incluso no habitués a los debates de Azopardo. Encuentro que prevé alto voltaje de debate interno si bien el eje del Covid es inevitable.
Ambas reuniones fueron confirmadas a BAE Negocios desde la conducción cegetista, días después de que el diputado Máximo Kirchner disparó proyectiles varios sobre la línea de flotación de dicha central. Sin embargo para esos dichos la cúpula cegetista considera que el destinatario final es el presidente Alberto Fernández.
Sin responder expresamente a Kirchner sobre generación de empleo durante la era K o en cuanto al contacto con los empresarios de AEA, el titular de UPCN y adjunto de Azopardo, Andrés Rodríguez, dijo por CNN Radio: «La situación es compleja: la economía estaba deteriorada desde años pero la pandemia terminó de estropear todo» y acotó como urgente sostener «una fuerte estructura de poder político que conduzca la crisis hacia la salida desde la convocatoria de todos los sectores que tenemos preocupaciones«.
El reclamo expuesto para concretar más protagonismo de la CGT en la mesa tripartita con los grupos económicos y el Gobierno tuvo subrayado una vez más en la voz de Rodríguez, cuando recordó que esa central «tuvo la iniciativa de comenzar una serie de diálogos con los sectores empresariales», a los que consideró con gran predisposición a labor conjunta.
«Se necesita un espacio para tratar la crisis y por eso es necesario que haya una mesa de trabajo permanente, para que salgan propuestas concretas y aplicarlas» dijo el estatal.
El santo y seña de que «se necesitan tres patas», selló acento en su visión sin perjuicio de que también Rodríguez admitió que ya hubo conversaciones sobre ese particular con la Casa Rosada.

Rocas vivas
La reunión presencial de Azopardo en el sindicato de Gerardo Martínez tendrá no sólo los «asistentes clásicos», sino presencia de sectores que no comulgan a pleno con esa conducción. De hecho dos integrantes del «Núcleo MTA» como el jefe de pilotos Pablo Biró ( APLA) y Horacio Arreceygor (Televisión-Satsaid) estarán presentes.
Desde estos y otros gremios destacaron la actitud de uno de los secretarios generales de Azopardo, Héctor Daer, para cursar las invitaciones, más allá de toda diferencia. Va de suyo que en más de una ocasión el reclamo a quienes no forman parte de la columna vertebral cegetista se trazó en «debatir puertas adentro» y no enterarse «por los diarios o portales» de circunstancias de amplio interés gremial.
Si hablamos de malestares, en apretada síntesis, las alergias del oficialismo en gestión tienen réplica en el movimiento obrero. «Más peronismo», como pidió el jefe de La Fraternidad Omar Maturano, incluir o no a los movimientos sociales a un frente común, la resistencia de los sectores clásicos de la CGT a compartir una silla en la mesa con empresarios y Gobierno, sumado al reclamo de Máximo Kirchner desde el Congreso para «no hablar tanto por Zoom», celebrado por Camionero flotan en las calientes aguas sindicales.
«Cuando las cosas estuvieron más o menos bien, nos dividimos. Ahora están mal, nos vamos a unir», deslizó a modo de percepción una fuente gremial a este diario. Suena a expresión de deseos. El tiempo dirá.