Los atletas paralímpicos están oficialmente autorizados para volver a entrenar

Los atletas paralímpicos clasificados o con chances de obtener una plaza para los Juegos Paralímpicos de Tokio, que se realizarán entre el 24 de agosto y el 5 de septiembre de 2021, fueron autorizados oficialmente a retomar los entrenamientos, luego de la suspensión de las actividades deportivas por la pandemia de coronavirus (COVID-19).

La medida fue publicada este lunes en el Boletín Oficial, con la firma del jefe de Gabinete de Ministros de la Nación, Santiago Cafiero. El Ministerio de Turismo y Deportes solicitó exceptuar “del cumplimiento del aislamiento social, preventivo y obligatorio a los y las atletas clasificados y clasificadas, así como a aquellos y aquellas en vías clasificatorias a los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020 (postergados para el año 2021) para el reinicio de sus entrenamientos deportivos conjuntamente con sus respectivos equipos”, señaló la decisión administrativa.

Hace un mes, cuando los atletas olímpicos recibieron la autorización para retomar las prácticas, el Comité Paralímpico Argentino (COPAR) repudió la exclusión de los deportistas paralímpicos para la vuelta a las preparaciones de cara a la cita deportiva del próximo año.

En aquel momento, Inés Arrondo, la secretaria de Deportes de la Nación, había explicado que la habilitación de los atletas paralímpicos se concretaría “en una segunda etapa”, ya que su período de competencia es posterior al de los Juegos Olímpicos, que se llevarán a cabo entre el 23 de julio y el 8 de agosto de 2021.

Los deportistas paralímpicos entrenarán en clubes y gimnasios bajo estrictos protocolos sanitarios para evitar contagios de coronavirus. En tanto, las federaciones deportivas se encargarán del traslado de los atletas hacia los lugares de trabajo junto a los entrenadores, ya que la utilización del transporte público sólo está habilitada para los trabajadores esenciales.