La industria cayó casi un 20% en mayo

Pese a que abril fue el peor mes en términos de actividad industrial, los números del Indec reflejaron una contracción interanual del 33,5%, en mayo el sector manufacturero volvió a mostrar una dura caída en relación con el mismo mes del año pasado, de acuerdo a los datos de las consultoras privadas.

Es el caso del Índice de Producción Industrial (IPI) que realiza la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL), el cual reflejó un retroceso del 19,9% el mes pasado, a pesar del reinicio de la actividad en algunas plantas industriales, la adecuación a los protocolos sanitarios y a nuevos planes de producción en el contexto de pandemia.

Para la consultora, se observaron “importantes caídas interanuales en los diversos sectores”. La contracción de la producción automotriz, de minerales no metálicos, siderúrgica y de la refinación de combustibles lideraron la caída. En cambio, en el sector de alimentos y de insumos químicos y plásticos volvieron a registrarse actividades con mejora interanual.

Si se calculan los números con respecto al mes de abril, la actividad se recuperó 18,9% que, corregido por factores estacionales, significó un retroceso del 3,7%. En términos acumulados, la producción industrial acumuló en los primeros cinco meses una merma de 10,6% en la comparación con el mismo período del año anterior.

A la hora de observar el desempeño de los sectores de la producción en los primeros cinco meses del año y en la comparación interanual, únicamente la rama de insumos químicos y plásticos acumula crecimiento (1,9%). Los restantes sectores muestran un retroceso en el período enero-mayo respecto del mismo período de 2019 comenzando con la producción de alimentos y bebidas que cae 0,5%, seguido de la producción de insumos textiles (-2,2%), la producción de papel y celulosa (-4,3%) y el proceso de petróleo (-10,5%).

Por su parte, muestran una caída superior al promedio de la industria la metalmecánica (-11,6%), los despachos de cigarrillos (-20,7%), la siderurgia (-30,1%), los minerales no metálicos (-36,3%) y la producción automotriz (-49,5%).

En términos desestacionalizados, el IPI de mayo registró una caída de 3,7% respecto del mes anterior. “La actual recesión industrial acumula 29 meses y resulta la segunda más prolongada detrás de la registrada entre 1987 y 1990, con 32 meses”, manifestó FIEL en su informe.

Según pronosticó la consultora, “contribuirá a contener la caída de la producción industrial asegurar el acceso a insumos por parte de las terminales del sector automotriz, propiciar la recuperación de la construcción privada y mejorar el ambiente para las inversiones privadas”. Durante junio, se sumaron a la reapertura nuevas actividades industriales, incluyendo ampliaciones de turnos. “Un eventual retroceso en la fase del aislamiento social y obligatorio en la región del AMBA que afecte actividades industriales exceptuadas demorará más allá de julio un rebote de la actividad”, finalizó FIEL.

En este sentido, los números del Indec de abril mostraron una contracción del 33,5% interanual y una caída acumulada en el primer cuatrimestre del 13,5% respecto del mismo período del año pasado. En cuanto a la serie desestacionalizada, la variación negativa frente a marzo fue del 18,3 por ciento.

Por su parte, para Ferreres & Asociados, en tanto, la baja interanual fue del 18%, mientras que la variación mensual ascendió al 22 por ciento.