Duros cruces entre senadores del oficialismo y la oposición por la exención de ganancias

Senadores del oficialismo y de la oposición protagonizaron esta tarde duros cruces y recriminaciones durante un plenario de comisiones de la Cámara alta en el que se debate por videoconferencia la exención del impuesto a las ganancias a trabajadores de la salud y de seguridad.

El intercambio de mayor rispidez se produjo entre el presidente de la comisión de Presupuesto, Carlos Caserio, y el senador de Cambiemos, Martín Lousteau, quienes se acusaron mutuamente de “mala educación” y de “faltas de respeto”, aunque en el final de la discusión se pidieron disculpas recíprocamente.

El cortocircuito se generó durante la videoconferencia de la que participaron 30 senadores cuando Lousteau interrumpió la exposición de Caserio en momentos en que éste acusaba a los legisladores de la oposición de ser parte de un gobierno “que reventó al país” y que “enterró” a los argentinos y los “puso de rodillas”.

El senador radical interrumpió a Caserio en el uso de la palabra para calificarlo como “un irrespetuoso” y recriminarle que no permitiera el debate, a lo que el legislador del oficialismo, que conducía el debate, le retrucó que él debía pedir la palabra y le pidió que no le diera “clases”.

“Usted va a hablar cuando yo lo considere, soy el presidente de esta comisión, no tengo que tener cuidado, soy consciente de lo que hago y usted no me va a dar clases a mi”, declaró Caserio, visiblemente ofuscado antes de continuar en el uso de la palabra.

Como Lousteau le recriminó haberle cortado el micrófono y le avisó que le contestaría las acusaciones punto por punto, Caserio le advirtió que debía pedir “permiso” para hablar.

“Le pido que se calle, no sea maleducado y pida permiso”, le dijo Caserio al senador de Cambiemos, en medio de la videoconferencia en la que se emitió dictamen favorable al proyecto de exención de ganancias para los trabajadores de la salud afectados al combate de la pandemia.

Cuando en el final del debate, Caserio volvió a otorgarle la palabra, Lousteau pidió disculpas al señalar que no suele actuar así y reconoció que le había interrumpido la palabra pero sostuvo que estaba “asombrado” por “las alusiones personales” vertidas por el senador del oficialismo.

“Me asombra que haga alusiones personales en lugar de discutir las ideas. Hay muchas cosas del gobierno anterior con las cuales discrepé de la misma manera que con el de Cristina Fernández de Kirchner. De la misma manera en que estuve de acuerdo con cosas de ambos gobiernos porque no creo en la grieta”, acotó.

Los desacuerdos comenzaron cuando la oposición adelantó que acompañaría el proyecto de exención de ganancias al personal de la salud, pero pidió correcciones y cuestionó la imposibilidad de introducir cambios para incorporar a más personal a los beneficios.

El senador del PRO Esteban Bullrich pidió dejar de lado las alusiones personales y consideró que si en cada intervención que hiciera la oposición se iba a recriminar haber sido parte del gobierno anterior, no se podría trabajar.

El jefe de los senadores del Frente de Todos, José Mayans, pidió “mantener la calma” para dar prioridad a la emergencia y coincidió con Caserio en el sentido de que las iniciativas podrían ser “perfectibles” pero remarcó la importancia de dar celeridad a la aprobación de las medidas con beneficios en medio de la pandemia.

La medida en discusión, que obtuvo dictamen de mayoría, aunque con expresiones en disidencia de la oposición, será llevada al recinto virtual el próximo jueves.

La propuesta, que tiene media sanción de la Cámara de Diputados, prevé también una pensión graciable a los familiares de los empleados fallecidos en esas tareas.