El Senado aprobó veinte decretos del Gobierno en la primera sesión virtual de la historia

Tras cinco horas de debate, el Senado aprobó este martes un paquete de 20 Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU) firmados por el presidente Alberto Fernández al inicio de la pandemia, en la primera sesión virtual de la historia.
La presidenta del Senado, Cristina Fernández de Kirchner, optó por realizar una sola votación sobre todo el paquete de decretos y que luego el prosecretario parlamentario, Juan Tunessi, leyera uno por uno los votos para dejar constancia del rechazo o abstención de Juntos por el Cambio a dos de los DNU.

La bancada opositora votó en contra del DNU 313, que prohibió inicialmente el regreso de argentinos desde el extranjero, y se dividió entre votos afirmativos y abstenciones ante el 329, que suspendió los despidos, aunque la mayoría oficialista permitió la aprobación de ambos.

La sesión tuvo una breve interrupción a las tres horas de iniciar a causa de un desperfecto técnico que duró unos 15 minutos y luego se retomó para dar lugar al tramo final de las exposiciones y la votación, donde la mayoría de los DNU fue aprobada por unanimidad de 71 votos, con dos excepciones.

Cristina Fernández de Kirchner estuvo en el recinto junto a los secretarios parlamentarios, mientras que 71 senadores se conectaron en forma remota: 33 desde organismos oficiales provinciales, 17 desde sus respectivas oficinas en el Senado y otros 21 desde sus domicilios particulares.

Los únicos legisladores que dieron quórum con presencia física en el recinto fueron la presidenta provisional del Senado, Claudia Ledesma Abdala, y los vicepresidentes Martín Lousteau, Maurice Closs y Laura Rodríguez Machado.

En su primera votación remota, el Senado aprobó por unanimidad, la prórroga de la interrupción de los plazos parlamentarios y la modalidad de sesión virtual que funcionará mientras rija el aislamiento social y obligatorio como consecuencia de la pandemia de coronavirus. La votación se realizó de manera electrónica aunque algunos senadores debieron formalizarla a viva voz por problemas de conexión.

Luego, pasaron a tratar los 20 decretos de necesidad y urgencia (DNU) firmados por el Presidente en el marco de la pandemia.

Hasta el momento, el oficialismo y la oposición mostraron diferencias frente a unos pocos decretos, como el que interrumpió el regreso de argentinos desde el exterior (DNU 313/2020) y el que prohibió los despidos por 60 días (DNU 329).

El interbloque de Juntos por el Cambio anticipó su aval para la mayoría de los decretos y su eventual rechazo a los DNU 313 y 329, pero la holgada mayoría de la bancada del Frente de Todos garantiza la aprobación de todo el paquete.

La primera oradora fue la mendocina Anabel Fernández Sagasti (Frente de Todos), quien afirmó que “estos decretos intentan dar una respuesta a esta pandemia. Los veinte DNU cumplen con todos los requisitos formales de la Constitución. Desde 1994 a la fecha nunca estuvo tan acreditada la necesidad de urgencia del Poder Ejecutivo de dictar un Decreto. Estos instrumentos tienen una mirada integral. Son decisiones sensatas”. 

“La rapidez y sensatez a la hora de tomar decisiones es lo que hizo que hoy los argentinos pudiéramos aplanar la curva de contagios”, destacó. 

La legisladora, asimismo, consideró una “total falacia” la opinión de algunos sectores de la oposición que “hablan de cuántas vidas vamos a matar porque estamos matando a la economía”.

“En este paquete de veinte DNU, no solo salvaguardamos la vida de muchos argentinos, sino que garantizamos los derechos sociales y económicos de la mayoría de los argentinos”, aseguró Fernández Sagasti y agregó que “ningún país del mundo que haya declarado o no el aislamiento va a salvarse del desastre económico que va a producir también la pandemia de Covid-19”. 

A su turno, el senador de Cambiemos Martín Lousteau expresó que Argentina debe priorizar el cuidado de la salud de sus habitantes en medio de la pandemia de coronavirus, pero con el objetivo de lograr “el menor costo económico posible”. 

En un discurso en representación de la oposición, el legislador porteño reiteró su pedido al Gobierno para la conformación de un Consejo Económico que asesore al presidente Alberto Fernández de la misma manera que lo hace el comité de expertos en epidemiología creado por el jefe del Estado para las medidas en materia sanitaria.

A su turno, el senador nacional por el Frente de Todos de la provincia de Buenos Aires, Jorge Taiana, ponderó hoy la política de regreso de argentinos varados en el exterior por la pandemia de coronavirus y defendió el Decreto 313/20 que prohibió, entre el 25 de marzo y el 31 de marzo, el ingreso de argentinos varados en el exterior, cuestionado por la oposición.

“Ese decreto dice paremos a todos, ni siquiera que entren los argentinos porque no tenemos mecanismos para controlar quién trae la enfermedad. Necesitábamos tiempo para establecer los corredores sanitarios tanto en aeropuertos, como las entradas por tierra y agua”, explicó.

Taiana insistió en que la medida se prolongó por cinco días y que, desde entonces, “trajimos ya a más del noventa por ciento de los varados afuera”. 

Por su parte, el senador nacional del Partido Justicialista Adolfo Rodríguez Saá consideró que el pueblo argentino y su dirigencia “han mostrado una vez más en un momento de crisis que saben estar a la altura de las circunstancias”. 

“Sabemos que hay una enorme crisis económica, no la padecemos solamente nosotros, toda la humanidad está con el mismo problema, pero Argentina está en el camino correcto”, aseguró. 

El senador bonaerense por Juntos por el Cambio, Esteban Bullrich, pidió esta tarde “dejar de lado medidas voluntaristas y entender que la situación es realmente grave” y expresó que la oposición está “dispuesta a trabajar en la construcción de soluciones colectivas”. 

En ese sentido, ponderó la decisión del Poder Ejecutivo de prohibir los despidos, pero reclamó “evitar las caídas de las empresas”. 

Durante su discurso, y cuando ya iban dos horas y cuarenta minutos de sesión virtual sin inconvenientes, la videoconferencia se cortó durante un cuarto de hora.

De hecho, no solo Bullrich perdió su conexión, sino que todas las pantallas de los legisladores quedaron en blanco ante la sorpresa de la presidenta provisional del Senado, Claudia Abdala de Zamora, que moderaba la discusión. 

Como la conexión con Bullrich no se restablecía, la senadora santiagueña le dio la palabra al oficialista porteño Mariano Recalde, quien tampoco pudo iniciar su discurso por problemas técnicos. 

Entre los DNU puestos a consideración se encuentra el que estableció el aislamiento social, preventivo y obligatorio; la prohibición del ingreso al país por parte de extranjeros y no residentes y los decretos que prorrogaron esas medidas.

También los decretos que establecieron la prohibición de la suspensión de los servicios de luz, gas, agua, telefonía, internet y televisión por parte de las prestadora; el congelamiento de las cuotas de créditos hipotecarios; la prohibición de despidos y la creación del programa de asistencia para empleadores, entre otros.

Previo al inicio de la sesión, los legisladores tuvieron que validar su identidad a través de un sistema de Renaper para poder dar quórum y acceder a la videoconferencia.