Inquilinos piden que se suspenda el cobro de los alquileres hasta que se reestablezcan las actividades económicas

Unos 80 mil inquilinos de San Juan se ven afectados por la cuarentena total. También solicitan que los contrataos que se vencen el 31 de marzo sean renovados automáticamente y ayuda con módulos alimentarios para no tener que gastar el dinero que les queda, ya que en su mayoría son trabajadores independientes y sus actividades están frenadas.

Cómo pagar el alquiler es uno de mayores preocupaciones de los trabajadores independientes, monotributistas y quienes dependen de los ingresos diarios, sin contar con un sueldo mensual, en medio de la Cuarentena Total y Obligatoria. Ante ello, solicitan que el cobro de los alquileres se suspendan por un tiempo determinado hasta que se reestablezcan todas las actividades comerciales; que los contratos que se vencen sean renovados automáticamente y que las facturas de servicios que sean prorrogadas en forma proporcional para no tener que pagar dos o tres facturas juntas
“La situación de los inquilinos es cada vez más agobiante, especialmente para los trabajadores no registrados. Hay monotributistas que tienen un ingreso diario y hoy día cumplir con las obligaciones es muy caótico”, comentó Víctor Bazán, presidente de la Avocación Civil Locatarios de San Juan en dialogo con Diario Las Noticias.
La misma situación atraviesan quienes alquilan y trabajan en relación de dependencia porque muchos destinaron su dinero a comprar mercadería para pasar los días de aislamiento social y obligatorio por el Coronavirus.
“El mes que viene veremos lo peor, si no encontramos algún tipo de solución”, acotó.
Como medidas paliativas y para ayudar a los afiliados, desde esta asociación están pidiendo asistencia con módulos de mercadería para los inquilinos. Mientras tanto, esperan el anuncio de nuevas medidas nacionales y que sean consideradas sus demandas.
“En San Juan somos aproximadamente 80 mil inquilinos y no es fácil cuando no tenemos recursos. Nos vamos encontrando con diferentes noticias y el Gobierno va haciendo lo que se puede”, señaló Bazán.
En caso que, por decisión del Presidente, se extiendan los días de cuarentena total y obligatoria para evitar la expansión del COVID-19, la situación económica se agravaría más y los inquilinos serán uno de los sectores más perjudicados.
“Cuando esto se resuelva y salgamos de la cuarentena habrá una catarata de denuncias en los juzgados por desalojos. Hay que empezar a tomar medidas para que los plazos que se vencen sean renovados automáticamente, hay gente que nos pregunta qué hacer porque los contratos se terminan el 31 de marzo y no los pueden renovar ya que tienen atrasados este mes, más las facturas de los servicios”, manifestó Víctor Bazán.
“Después de la cuarentena la realidad será dolorosa y nos pegará mucho, nadie quiere perjudicar a nadie en esto, pero hay que tener consideración con los que menos tienen”, aseveró el titular de la Avocación Civil Locatarios de San Juan.