Viñateros sanjuaninos y mendocinos se unen para pedir la intervención de la COVIAR

La Asociación de Viñateros Independientes y Federación de Viñateros de San Juan, junto a la Asociación de productores del OASIS este de Mendoza respaldan él pedido de intervención de COVIAR y proponen la creación de un organismo similar al que regula la Yerba Mate.

Desde hace tiempo que desde estas instituciones vienen rechazando a la COVIAR como ámbito institucional para discutir la problemática vitivinícola, la cual es cada vez más difícil para los eslabones más débiles de la cadena, productores y elaboradores pequeños y medianos.
Viñateros de San Juan y Mendoza sostienen que este organismo que fue creada como unidad ejecutora de un Plan estratégico, “está muy lejos de cumplir los objetivos del PEVI para lo cual fue creada”.
Mediante un comunicado, detallaron los motivos que generan dicha oposición a la Corporación del sector vitivinícola y en tal sentido indicaron que “la entidad terminó siendo un ámbito muy cerrado y de escasa representación real para los productores”, además de carecer de “políticas como la integración rentable de los productores a la cadena vitivinícola”. “Por el contrario, se generaron mecanismos de constante expulsión de los mismos, manteniéndose la Corporación sin propuestas ni programas que pudieran revertir la situación, durante los 15 años”.
“Entendemos que debido a que en su formación están incluidos los gobiernos provinciales de las provincias productoras, no es excusa culpar a la política de la falta de acción respecto a nuestra problemática. Al convertirse COVIAR en un órgano de representación gremial (algo para lo que nunca fue creado) entidades como las nuestras se han visto siempre desplazados o relegados en la posibilidad de plantear con eficacia nuestra problemática y las soluciones que nosotros advertimos necesarias”, se detalla en el escrito.
Además, los viñateros sostienen que no hay comunicación con los dirigentes de COVIAR, situación que consideran grave, teniendo en cuenta el real estado económico que atraviesa la vitivinicultura argentina. “Diferentes intereses se muestran incompatibles, y sin un verdadero canal de comunicación, sumado al hecho de que él sector productivo está en quiebra total sin medidas de fondo que puedan sostener a miles de productores y elaboradores”.
Por todo ello, piden la intervención de la entidad, y proponen considerar la propuesta de generar un organismo similar al de la yerba mate.