Crimen de Fernando: los rugbiers seguirán presos

David Mancinelli determinó que los ocho imputados esperarán el juicio en la cárcel y sumó a la caratula el agravante de “alevosía”.

El juez de Garantías David Mancinelli dictaminó prisión preventiva para los ocho rugbiers imputados por el crimen de Fernando Báez Sosa y sumó a la caratula de la causa el agravante de “alevosía”. Seguirán detenidos en el penal de Dolores.
La fiscal de Villa Gesell, Verónica Zamboni, acusó a los rugbiers de haber asesinado a golpes y patadas a Fernando Báez Sosa la madrugada del 18 de enero último en la puerta del boliche Le Brique, donde habían tenido un altercado que motivó sus expulsiones del local.
Máximo Thomsen (20) y Ciro Pertossi (19) fueron acusados de ser “coautores” del crimen; y Blas Cinalli (18), Luciano (18) y Lucas Pertossi (20), Enzo Comelli (19), Matías Benicelli (20), y Ayrton Viollaz (20), fueron considerados por la fiscal como “partícipes necesarios” en la causa por “homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas y alevosía”.
La querella, a cargo de los abogados Fernando Burlando y Fabián Améndola, había pedido que a la acusación fiscal por homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o mas personas se sumen los agravantes de “alevosía” y “homicidio por placer”.