Capital advierte de próximas multas a los automovilistas que invaden las ciclovías

Con Monitores Urbanos e inspectores municipales, Capital comenzó a notificar a los conductores en infracción que estacionan o se detienen en el área delimitada de la ciclovía. Luego vendrán las multas.

La Dirección de Estacionamiento Controlado y la Dirección de Movilidades de la Municipalidad de Capital comenzaron a implementar una campaña de notificación a los conductores. El personal está habilitado para dejar un sticker en el parabrisas del auto en falta, a modo de advertencia. La última medida sea la implementación de multas.

Monitores Urbanos e inspectores, con el apoyo de la Policía Comunal, tendrán presencia en la zona de ciclovías, para evitar que los autos invadan la red promocional. Habrá un periodo de 30 a 45 días de advertencia, por parte del personal.

Pasado ese plazo de adaptación, los vehículos que insistan en infringir la Ley Nacional de Tránsito serán multados. Estacionar sobre línea amarilla es una acción prohibida en la Ley Nacional de Tránsito y amerita que el auto sea remolcado a la playa de remoción.

La red promocional de ciclovías, recientemente estrenada sobre calle 25 de Mayo, apunta a incrementar el uso de medios de transporte sustentables en la ciudad. Es una medida de triple impacto que involucra beneficios económicos, sociales y ambientales; en una sola acción.

Bicicletas, tricicletas, manociclos y monopatines eléctricos; son transportes baratos. No requieren combustible como insumo para locomoción ni gastos de estacionamiento. En lo social, su uso implica más ejercicio cardiovascular para el usuario, que además descongestiona el tránsito automotor. Y en lo ambiental, contribuye a reducir la emisión de gases a la atmósfera.

Pero para que este plan sea exitoso, es necesaria una mejor convivencia vial entre autos, motos, ciclistas y peatones. En materia de infraestructura, la red de ciclovías se planificó y construyó de forma ágil con personal municipal. No obstante, seguirá siendo evaluada en sus aspectos técnicos.

Paralelamente se le sumó la señalización y semaforización en busca de mejor seguridad para los usuarios. Si el conductor del automóvil no respeta los espacios de las ciclovías pone en especial peligro a los usuarios, ya sea doblando sobre los límites de las mismas, deteniéndose o estacionándose, obligándolos a realizar maniobras que pueden generar graves incidentes.

La meta es optimizar el funcionamiento de las ciclovías y extenderlas para que ciudadanos, ciclistas y conductores puedan transitar sustentablemente la ciudad.