Alerta en Argentina por el brote de coronavirus que comenzó en China

Argentina se encuentra en alerta epidemiológico ante el brote de coronavirus que comenzó en China, aunque el ministro de Salud, Ginés González García, aclaró que por el momento no hay “ninguna posibilidad” de que surja la enfermedad en el país, es decir que se registren casos autóctonos,  “a menos que sea un caso importado”.

Y por su parte la SADI, Sociedad Argentina de Infectología, señaló que nuestro país recibe cada año 100.000 turistas chinos, por lo que hay extremar los cuidados en viajeros por eso desde la entidad emitieron una serie de recomendaciones para los viajeros desde y hacia China y Asia.

“Si venís de China o Asia y tenés fiebre por más de 2 días, consultá urgente a tu médico. Usá barbijo y un pañuelo para toser. Lavate bien las manos en forma frecuente”, redactaron.

Tras haber comenzado en la ciudad china de Wuhan, el coronavirus se propagó a distintos países del sudeste asiático e incluso llegó a Estados Unidos, así como también se investigan posibles casos de pasajeros presuntamente afectados que se trasladaron a Brasil, Colombia y México.

Ginés González García aclaró: “No tenemos ningún caso sospechoso, aunque estamos en máximo control” quien a su vez explicó que “no sólo es un tema de salud, sino también de defensa”.

Aunque los coronavirus (CoV) son una gran familia de virus que causan enfermedades que van desde el resfriado común hasta enfermedades más graves y que se transmiten entre animales y personas, este brote es producto de una nueva cepa que no se había identificado previamente en humanos.

Los signos comunes de infección incluyen síntomas respiratorios, fiebre, tos, dificultad para respirar y dificultades para respirar: en casos más graves, la infección puede causar neumonía, síndrome respiratorio agudo severo, insuficiencia renal e incluso la muerte.

Las recomendaciones estándar emitidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para prevenir la propagación de la infección incluyen lavarse las manos regularmente, cubrirse la boca y la nariz al toser y estornudar, cocinar bien la carne y los huevos, así como también evitar el contacto cercano con cualquier persona que presente síntomas de enfermedades respiratorias, como tos y estornudos.