Estafan a una docente sanjuanina al querer alquilar una casa en Mar del Plata

Una docente sanjuanina, cuya indentidad preservará Diario Las Noticias por su seguridad, contó el calvario por el que tuvo que atravesar junto a su familia, luego de ser estafada al querer alquilar una casa en Mar del Plata vía Facebook, para pasar sus vacaciones. A continuación, su relato:

“Luego de muchos años de trabajo como docente, pude regalarle a mis sobrinitas de la Rioja, un paseo por Mar del Plata, para que conocieran el mar”.
“Al comentar la idea en familia, decidimos ir todo el núcleo familiar: abuelos, niñas, padre, tía, etc. Éramos nueve en total. Nuestro primer gran viaje en familia a la Ciudad feliz. Para muchos, el primer viaje a Mar del Plata”.
“Preparamos los autos y organizamos todo muy rápido, porque ya era 02 de enero y queríamos estar en Mar del Plata el 6, día de Reyes Magos. Nos dispusimos a buscar alquiler en Internet. Encontramos en Facebook una página llamada Alquileres temporarios en Mar del Plata, Argentina. Allí vimos el anuncio: “Alquilo casa en mar del plata capacidad máxima hasta 12 personas consulte por su fecha”
“Inmediatamente, nos comunicamos con el anunciante: Gustavo Castillo, en su foto de portada de Facebook un hombre bien parecido, que había estudiado en la escuela Boero de Mar del Plata. Él pedía comunicarse por privado para responder a las consultas. Vimos que en uno de los comentarios estaba su número de teléfono (2974128677), le llamamos y ultimamos detalles. Todo Listo. Luego de tanto buscar, al fin conseguimos casa para 9 personas.
“Nos pasó la dirección Castelli 138. Googleamos y era un lugar hermoso. También nos envió foto de las habitaciones. Todo llenaba las expectativas.
Acordamos estadía del 06 al 15 de enero. Queríamos estar unos diez días para disfrutar de unas lindas vacaciones. Gustavo nos pasó el número de cuenta en una captura de pantalla: 0110376030037693915815. Debíamos decidirnos rápido, porque en temporada alta hay muchos interesados y cuesta conseguir alquiler sobre todo, para tantos huéspedes. Depositamos $19.800, la mitad del precio. Tendríamos un 15% de descuento si depositábamos el total, pero era mucho dinero, así que decidimos depositar el 50%. La cuenta bancaria estaba a nombre de Sofía Castillo. Gustavo nos dijo que era su hermana”.
“El día 05 de enero en la mañana, muy entusiasmados, emprendimos el viaje para ir sin apuros. Era un cálido día de verano, típico de cuyo. En Realicó (provincia de La Pampa) una muy fuerte lluvia y viento nos dejó casi sin visión y con enormes dificultades para mantener los autos en carretera. Mucha agua a ambos lados de la ruta. Decidimos parar y dormir en una estación de servicio hasta que mermara la fuerte tormenta. Al día siguiente, salió el sol. Y seguimos”.
“A las 9hs en punto de la mañana, estuvimos en Mar del Plata. Justo dentro de la hora pautada: de 09 a 11. Llamamos a Gustavo para que nos indique el camino, nos de la llave de la casa y pagarle el 50% restante del alquiler.
Gustavo aun con voz de dormido, dijo en 5 minutos voy. Llegamos a la casa por nuestros propios medios. Gustavo jamás llegó. Lo llamamos varias veces por teléfono. Golpeábamos en la casa y nadie salía. Luego de 45 minutos de llamar a la casa, salió un hombre, abrió las ventanas y una chica se asomó al balcón. Nosotros vivimos aquí, nos dijeron. Y comentaron que el día anterior dos muchachos habían llegado en la misma situación que nosotros. Gustavo nos bloqueó el teléfono. Habíamos sido estafados. Estafados en nuestras ilusiones, en nuestros bolsillos y en nuestras vacaciones”.
“El hombre de la casa, llamó a su abogado, quién nos indicó los pasos a seguir: fiscalía, denuncias, defensoría del pueblo, defensa al consumidor… Estábamos sin casa, sin alojamiento, cansados por el viaje, con los sueños truncados, y teníamos que ponernos a buscar alojamiento urgente para nueve personas, con menos dinero disponible”.
“Que a nadie más le pase. Publiquen el nombre de este hombre Gustavo Castillo, la página de Facebook, el número de teléfono, el nombre de su supuesta hermana Sofía Castillo y su número de cuenta bancaria. Estos estafadores cortadores de sueños, deben pagar e ir presos”.
“Ya conseguimos alojamiento. Ahora a disfrutar lo que podamos, entre denuncias, trámites, malos ratos y menos días de vacaciones. Pero lo haremos, aquí estamos en familia y en la feliz. Con la convicción de que este supuesto Gustavo Castillo, no estafará a nadie más. Entre todos podemos escracharlo. Difundamos y advirtamos de él y de todos los que como él viven de la estafa. Unidos la gente honrada, podemos desenmascararlos y triunfar”.