La OEA pide repetir las elecciones presidenciales

La Organización de Estados Americanos (OEA) detectó irregularidades “muy graves” en las elecciones de Bolivia celebradas el pasado 20 de octubre, en las que Evo Morales fue reelegido para un cuarto mandato, y pidió una nueva celebración de los comicios, iniciativa que fue apoyada por el actual mandatario.

El informe de la OEA, elaborado por un equipo de 36 expertos de 18 países que desde el pasado 1 de noviembre evaluaba el proceso de votaciones, encontró, por ejemplo, una importante manipulación en el sistema informático de trasmisión y cómputo de resultados.

Respecto del sistema informático, los expertos revelan “fallas graves de seguridad en los sistemas tanto TREP (Transmisión de Resultados Electorales Preliminares) como del cómputo final”, reprodujo la agencia de noticias EFE.

Los especialistas, entre los que se encuentran abogados electorales, estadísticos, peritos informáticos, especialistas en documentos, en caligrafía, en cadena de custodia y en organización electoral, alertan de una “una clara manipulación” en la transmisión de datos.

“Las manipulaciones al sistema informático son de tal magnitud que deben ser profundamente investigadas por parte del Estado boliviano para llegar al fondo y deslindar las responsabilidades de este caso grave”, añade el informe.

Entre las irregularidades mencionan “la existencia de actas físicas con alteraciones y firmas falsificadas”, así como otras “inconsistencias”.

“De 176 actas analizadas de la muestra que habían sido escrutadas en Argentina, el 38,07% presenta inconsistencias con el número de ciudadanos que sufragaron. Es decir, las actas reflejan un número mayor de votos que el total en las listas índice”, detalla el informe a manera de ejemplo.

Los expertos admiten que “teniendo en cuenta las proyecciones estadísticas, resulta posible que el candidato Morales haya quedado en primer lugar y el candidato Mesa en segundo”, pero “resulta improbable estadísticamente” que el actual presidente “haya obtenido el 10% de diferencia para evitar una segunda vuelta”.