Manifestantes continúan con el acampe en la 9 de Julio y amenazan con 48 horas más

Tras los incidentes ocurridos este miércoles por la tarde, militantes de movimientos sociales continúan con el acampe en la avenida 9 de Julio, donde pretenden permanecer por 48 horas, en demanda de la emergencia alimentaria y aumentos en los subsidios.

Durante los enfrentamientos, un manifestante fue detenido y dos policías resultaron lesionados luego de que la fuerza de seguridad local desalojara a miembros de organizaciones sociales.

Así lo informaron fuentes de la Policía de la Ciudad, horas después de que efectivos de esa fuerza desalojaran a integrantes de organizaciones sociales que pretendían cortar el Metrobus en la avenida 9 de Julio, frente al Ministerio de Salud y Desarrollo Social.

Varios miles de integrantes de organizaciones sociales, entre ellas Barrios de Pie y Polo Obrero, habían hecho el corte de la céntrica avenida como parte de un acampe por 48 horas en el lugar.

El acampe, similar al de 24 horas de la semana pasada, es en reclamo de que el presidente Mauricio Macri decrete la emergencia alimentaria nacional ante el agravamiento de la situación social por la inflación que rebrotó tras la devaluación, que siguió a la derrota electoral del oficialismo en las Paso de hace un mes.

La policía porteña utilizó gases lacrimógenos y bastones para desalojar a los manifestantes, que finalmente quedaron sobre uno de los canteros y tuvieron que liberar el carril del metrobús, resguardado por centenares de efectivos.

La protesta es en vísperas de que este jueves Diputados debata un proyecto de ley de la oposición para instrumentar una emergencia alimentaria y nutricional en todo el país.

En tanto, otras agrupaciones llevan a cabo, también este miércoles, una protesta en la Plaza de Mayo, donde instalaron ollas populares y posiblemente otro acampe si en el trascurso del día no se obtienen respuestas al reclamo de “aumentos salariales y creación de nuevos puestos de trabajo”.