Argentina cambia de paradigma en educación

Desde el Siglo XIX al presente Siglo XXI en la Argentina se produce un cambio de paradigma en Educación.

El expresado y contenido por la propuesta de Domingo Faustino Sarmiento de “Educar al Soberano” en los términos de “el pueblo debe asistir a la escuela” es superado por distintos factores por el de “el pueblo es actor de la enseñanza”.

Hoy, la vigente propuesta de que el pueblo debe escolarizarse, es decir, asistir a un Centro Educativo está siendo reemplazada y resaltada por una educación de compromiso tal que los distintos componentes de la Comunidad Educativa –padres, alumnos y profesores, asumen el protagónico rol de docentes por la capacidad de dar a conocer desde su propio punto de vista una forma de ver la realidad y mostrarla y a su vez, desde una perspectiva que tiene que ver con la manera de conducirse por los propios y sus intereses o preferencias en los temas de que se ocupan incluyendo los de un arte u oficio. Cada uno así desde su disposición se va a desenvolver en un escenario socioeducativo y comunitario extendiendo su condición “en calidad de ciudadano” ya sea vecino, joven de un determinado departamento o profesional de la educación.

Recordamos que asumir el rol docente tanto por padres, enseñantes y alumnos, – porque docentes somos todos- no le da a ninguno de estos un carácter específico profesional, salvo en el caso de los profesores titulados como tales con grado académico en el cursado simultaneo a la especialidad y habiendo obtenido un título que lo acredite como tal. Entonces nos vamos a encontrar que en cada establecimiento educativo, “no todos los docentes son profesores”.

El Nuevo Paradigma de la Educación que presentamos de que “el pueblo es actor de la enseñanza” tiene en principio el germen sarmientino de la educación popular y se instala desde la escuela a la comunidad, es decir, desde un adentro del Sistema Educativo Formal hacia un afuera del Sistema Educativo No Formal e Informal, a partir de un enlace por medio del S.E.A. – Sistema Educativo Alterno – que hace partícipe a los actores educativos en la misma comunidad social en la que viven ampliando el horizonte de la escuela enmarcada entre “las cuatro paredes del aula” hacia una escuela abierta a la comunidad. Para ello es necesario aunque no imprescindible que se aplique para cada Centro Educativo desde Nivel Preescolar hasta el Superior, los Consejos Académicos que garantizan una mayor participación de los padres – ciudadanos vecinos – en la escuela y fuera de ella, apoyando cada iniciativa en proyectos de intervención socio comunitaria para diversos contextos sociales en el marco democrático y participativo ejerciendo el derecho a la comunicación y expresión para lograr una mejor calidad educativa extendiendo en las Relaciones Humanas a su verdadero carácter.

Este cambio de paradigma en educación lo he denominado “Una Revolución Mercuriana”, donde se vencen las fronteras de la escuela y donde el discurso educativo pasa de la misma escuela a la comunidad social, es decir, hablamos del paso de una pedagogía de lo oculto a una pedagogía comunitaria, donde las actividades de aprendizaje y evaluación deben ser transferidas al medio social dejando de lado la enseñanza por simulacro por una enseñanza de la realidad tomando relevancia las actividades extraescolares.

Por Mario Daniel Correa D’Amico
Filósofo y pedagogo, profesional de la educación con doctorado y especialización en el área.