Alberto Fernández busca el voto anti K en Mendoza

El ganador de las PASO nacionales llegó a Mendoza a respaldar a Fernández Sagasti. Y a “convencer” a los que no lo votaron a él ni a ella.

El candidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, está en Mendoza intentando captar el voto de los moderados y los no peronistas para lograr que Anabel Fernández Sagasti gane las provinciales de septiembre y él, las nacionales de octubre.

Mendoza es la primera provincia que visita el compañero de fórmula de Cristina Fernánez después de ganar las primarias. Es que aquí la diferencia que le sacó a Mauricio Macri fue solo de 3 puntos y no de 15 como en el recuento de todo el país.

Además, desde el círculo chico del peronismo local esperan que el “efecto ganador” del dirigente nacional tenga una ola expansiva en las generales de los municipios que desdoblaron (definen el 1 de septiembre) y que llegue hasta las provinciales del 29 de septiembre para revertir los 7 puntos que Rodolfo Suárez le sacó de ventaja a Sagasti.

Además, la foto de Anabel con Alberto busca “descristinizar” la imagen de la candidata mendocina que desde el año pasado, cuando se lanzó en busca de la gobernación, utilizó su cercanía con CFK para hacer campaña pero que ahora, en otro escenario, podía jugarle en contra.

Alberto Fernández llegó ayer pasado el mediodía y estará 24 horas en la provincia. Su primera actividad oficial fue una conferencia de prensa en el hotel Intercontinental de Guaymallén, donde pasó la noche. Desde el primer momento dejó en claro sus intenciones de buscar el voto de los moderados que nunca votarían al kirchnerismo.

“Estoy agradecido a los mendocinos que nos acompañaron y tratando de convencer a los que no lo hicieron, de que lo hagan el 27 de octubre”, dijo antes de responder la primera pregunta.

Es que ese grupo de personas que “hay que convencer” quedó reflejado en las urnas: en las PASO provinciales el escrutinio definitivo tuvo 50.108 votos en blanco y en las primarias nacionales, unas 90 mil personas votaron por los partidos chicos que no lograron superar el 1,5% para pasar a las generales. Esos electores son los que las principales fuerzas políticas intentarán seducir, ya que pueden dar vuelta la balanza en las generales.

Para llegar a ese sector, Fernández tiene planificadas en Mendoza una serie de actividades con empresarios, emprendedores, pymes, comerciantes, sindicatos y cooperativas bajo el título “Mendoza en la Argentina que viene”. En el Gran Mendoza el encuentro fue ayer después de la conferencia de prensa y hoy habrá otro en la tarde en el hotel Tower de San Rafael.

Dentro de la apretada agenda, el candidato nacional también se hizo un lugar para cenar con Fernández Sagasti, su compañero de fórmula Jorge Tanús y los candidatos a intendentes y a diputados nacionales del peronismo. En las actividades también participaron dirigentes cercanos a los candidatos como Lucas Ilardo, jefe de campaña de Anabel, y Eduardo “Wado” de Pedro, quien suena como posible jefe de Gabinete o ministro del Interior de Alberto si gana en octubre.

Fuerte apoyo a Sagasti
La candidata a gobernadora kirchnerista recibió un gran apoyo y halagos de Alberto Fernández, que le sirven de envión para llegar fortalecida a las elecciones de septiembre donde su principal rival será el elegido de Alfredo Cornejo, Rodolfo Suárez.

“Anabel sería lo mejor para Mendoza, pensamos y soñamos el mismo país. La he conocido y es una gran senadora y dirigente política, con mucha convicción y firmeza. Podemos lograr una gran provincia, más linda de lo que es, tienen un caudal y potencial enorme que todavía no está explotado al máximo”, elogió Alberto.

“Es importante haber gobernado y siendo senadora gobierna, se sienta a la par nuestro y discute. A veces es mejor no tener la experiencia”, agregó respondiendo indirectamente a los dichos de Cornejo sobre la supuesta inexperiencia de Sagasti.

Fernández le respondió a Cornejo por sus declaraciones después de las PASO, donde señaló que el candidato del Frente de Todos tiene “el poder simbólico” y es responsable de lo que pase en el país hasta octubre.

“No entiendo bien las palabras de Alfredo cuando habla de ese modo, tal vez esté irritado por el resultado. El presidente de la República hasta que entregue su mando es Macri y el que decide es Macri”, dijo Fernández.

“Yo soy un candidato y querer atribuirle a un candidato la responsabilidad de la conducción del Estado me parece muy mal de los que lo pretenden hacer porque están dejando al descubierto su debilidad. Nosotros necesitamos que el Gobierno se fortalezca para que pueda terminar su mandato. Esas declaraciones solo lastiman al Gobierno del que es parte Cornejo. Espero que recupere la cordura”, cerró.

Visita a la empresa IME
La primera actividad antes de Fernández ni bien llegó ayer fue visitar una empresa en Godoy Cruz. La pyme elegida “para conocer la realidad de Mendoza” -según se informó- fue IME Industrias Metalmecánicas Especiales, de la familia Esnal.

En las imágenes que difundieron desde el equipo de Sagasti se ve a Mario Esnal, el fundador de la empresa, cuyo hijo fue funcionario de Francisco Pérez. Facundo Esnal fue nombrado director de Industria y Comercio por el entonces ministro de Agroindustria y Tecnología, Marcelo Costa.

Además, Esnal hijo fue presidente de Asinmet Joven, la asociación de empresarios metalúrgicos. No obstante, desde Asinmet indicaron que hace cuatro años que ya no forma parte de la Asociación.

Fernández le dedicó unas palabras a su visita a la empresa durante la conferencia de prensa posterior cuando le preguntaron por las retenciones: “Fuimos a una empresa mediana de metalmecanica que trabaja en alta tecnología. Están participando de un proyecto en El Salvador y me hablaban de las retenciones que sufren. Me parece incomprensible que en Argentina los que agregan valor tengan que pagar retenciones”.

Y agregó: “Me parece que es el resultado de un Gobierno que para cubrir el déficit fiscal avanzó inexplicablemente sobre estos sectores”.