El equipo de salud de Albardón se capacitó en Triage y clasificación de pacientes

Desde el Ministerio de Salud, a través del Plan Estratégico de Salud, que presentó el  se viene trabajando en fortalecer la Red Pediátrica, en el Triage  y en la Clasificación de los pacientes para brindar una mejor atención a los pacientes y poder derivarlos de forma correcta.

 En esta oportunidad la jornada se realizó durante tres días en el Hospital Dr. José Giordano, a cargo de la Dra. Sonia Sánchez y perteneciente a la Zona Sanitaria III, a cargo del Dr. Fernando Balmaceda.

Según  el Dr. Pablo Martin Giménez, Jefe del Servicio de Urgencia del Hospital Dr. Marcial Quiroga, quien estuvo  a cargo de la actividad, explicó que “se trata de una actividad  de inducción y capacitación sobre triage en guardias hospitalarias. El triage es un mecanismo de selección de la consulta en el que se jerarquiza la atención de la consulta más grave sobre la menos severa”.   

“Una vez que el paciente ingresa al hospital se le debe dar prioridad de paso a la persona que puede estar potencialmente más grave.  Muchas veces hay personas que no parecen estar muy comprometidas en su salud y son pacientes de alto riesgo. Para ello se requiere un agente de salud que pueda ejecutar estos mecanismos, no de atención si no de selección del paciente. El profesional siguió explicando cómo es el procedimiento “el paciente ingresa a la guardia y es observado por un agente de salud entrenado por el mecanismo de triage y de esta manera se le da prioridad de paso,  se lo evalúa con signos vitales, un interrogatorio mínimo sobre el motivo de consulta y se le da la espera necesaria, puede ser inmediata hasta 15 minutos u otras que pueden ir hasta cuatro horas, dependiendo de la gravedad, vale decir que no depende del orden de llegada, si no de la gravedad del cuadro del paciente.

El sistema de selección se basa en el grado de conocimientos que tiene el agente de salud por su experiencia, son enfermeros que tienen por lo menos un año de asistencia en urgencias, y que tienen la capacidad de identificar mediante un interrogatorio breve, se le toma los signos vitales y si algunos de estos son anormales o de riesgo se le agiliza la atención y si no se lo pone en la menor espera posible para ser atendido.

La mayor parte de las consulta son de pacientes que potencialmente podrían estar grave y no se dan cuenta. Por ejemplo un diabético con la glucemia y su presión arterial elevada (asintomática) y con dolor de estomago no se lo identifica necesariamente como una circunstancia de riesgo y el agente de salud, SI sabe que se puede estar infartando, entonces es atendido antes. Muy distinto es cuando un cuadro de dolor de garganta con fiebre, no es una emergencia letal pero necesita calmar sus síntomas y comenzar su tratamiento.  Este paciente será atendido pero tendrá que esperar. La prioridad será para el infartado, la neumonía grave la persona que le faltaba el aire por una insuficiencia cardiaca, etc.

El objetivo del triage, es entrenar al personal de guardia, es una herramienta que la debe conocer toda la institución particularmente el servicio de urgencia pero la debe conocer toda la red hospitalaria porque todos deben formar parte para trabajar en orden y las prioridades de atención de los pacientes,  sobre todo en una situación de urgencia.  El entrenamiento es dirigido al personal médico, al de enfermería principalmente, al personal de admisión,  incluso al  personal de seguridad. El equipo deben conocer cuáles son sus roles y limitaciones dentro del sistema para que desemboque en el enfermero de triage y finalmente en el sitio de asistencia”.

Se comenzó a trabajar con esta estrategia de atención  en el hospital Marcial Quiroga, posteriormente en pediatría, en el hospital Dr. Guillermo Rawson (adulto y pediatría) se perecen pero no son iguales. También el hospital Dr. Federico Cantoni de Pocito y ahora se finaliza en Albardón con un total de unas cien personas capacitadas.