Jujuy: le practicaron un aborto no punible a una nena de 13 años que había sido violada

Médicos del Hospital Materno Infantil “Dr. Héctor Quintana” de Jujuy le practicaron un aborto no punible a una nena violada de 13 años. Se trata de la misma institución que le había negado esa intervención a otra nena abusada, a la cual le practicaron una cesárea y su bebé murió 4 días después.

La chica llegó al centro de salud con aproximadamente 18 semanas de embarazo, luego que su familia realizara esa petición ante la Justicia.

En la Fiscalía Especializada en Violencia de Género y Abuso Sexual, a cargo del fiscal Alejandro Bossatti, se entrevistó a los padres de la nena, y fueron ellos quienes dieron el consentimiento para que se produzca la interrupción del embarazo.

La menor, que vive un asentamiento cercano al barrio Malvinas Argentinas, había sido contactada por su violador a través de Facebook. Allí, había utilizado datos falsos para armar su perfil y establecer una relación con ella, por lo cual a la policía se le está complicando su identificación y detención.

Este caso se produjo una semana después de la cesárea que ordenó el gobierno provincial a una nena de 12 años de San Pedro de Jujuy, que fue violada por un hombre de 60 años.

Tanto la víctima como su familia habían pedido la ILE. Sin embargo, el aborto no se podía realizar porque cuando la chica llegó al centro ya habían pasado las semanas de gestación previstas por el protocolo local.

De acuerdo con las autoridades del centro médico, la nena violada llegó al hospital en la semana 27 y el protocolo vigente que utilizan, amparado por la Organización Mundial de la Salud, determina que un aborto se puede realizar sólo hasta la semana 22 y antes de que el feto pese 500 gramos. A pesar de la asistencia médica que recibió, el bebé murió cuatro días después de nacer.