Aeronavegantes anuncian paro de 24 horas para la próxima semana

La Asociación Argentina de Aeronavegantes (AAA) anunció un cese total de actividades de 24 horas para el próximo jueves 27 de diciembre, debido a reclamos como “paritarias irresueltas, despidos, precarización laboral y persecución sindical”.

El sindicato que representa a tripulantes de cabina y lidera Juan Pablo Brey aclaró que debido a la medida de fuerza “quedarán de esta manera afectados todos los vuelos de cabotaje y partidas internacionales de todas las aerolíneas”.

El cese de actividades será complementado con una movilización de protesta desde las 11 al Ministerio de Transporte, ubicado a metros de la Plaza de Mayo.

De concretarse, en caso de que el Ministerio de Producción y Trabajo no dicte la conciliación obligatoria, se trataría del séptimo paro en el sector aeronáutico, en medio de un conflicto que viene desde hace semanas y que incluyó a los otros cinco sindicatos del sector.

La semana pasada, los gremios de pilotos de APLA y UALA habían anunciado una huelga en protesta por el ingreso de pilotos extranjeros para comandar vuelos comerciales en la Argentina, pero luego fue levantada por la intervención de la cartera que dirige Dante Sica.

“La responsabilidad, madurez y paciencia demostrada por los trabajadores no encuentra en ningún punto una contraparte a la altura de las circunstancias, ni dispuesta a dar soluciones”, argumentó Brey en un comunicado.

Aeronavegantes calificó de “legítima” la medida ante “la absoluta falta de respuesta y apertura al diálogo exhibida tanto por parte de las empresas, como del Gobierno nacional, habida cuenta las asambleas en el lugar de trabajo con afectación de servicios realizadas por esta Asociación los días 2, 16 y 27 de noviembre, contra la actual política aerocomercial y sus consecuencias sobre las diferentes empresas y sus trabajadores”.

Entre las razones y problemáticas que impulsan la medida, mencionaron la paritaria 2017 “incumplida y vencida en Aerolíneas Argentinas y Austral, cuya negociación actual se encuentra estancada y con ausencia de una política de Estado que garantice continuidad y crecimiento de la empresa”.