cultura - 2017-04-20 -

El sector turístico local se capacita en fortalecimiento de destinos



La provincia es parte del programa organizado por el Ministerio de Turismo de la Nación que busca estimular al turismo nacional en temporada baja y potenciar los viajes en el interior del país.

Bajo el precepto de que el turismo es un derecho de todos, el Ministerio de Turismo de la Nación y el Consejo Federal de Turismo, junto con la Cámara Argentina de Turismo y la provincia, está realizando en las 24 jurisdicciones del país, una serie de Encuentros de Fortalecimiento Colaborativo de Destinos. Durante la mañana del miércoles se desarrolló el encuentro en San Juan con la presencia de prestadores turísticos, directores y responsables de areas turísticas departamentales, estudiantes de las carreras afines y funcionarios del Ministerio de Turismo y Cultura, responsable del evento en San Juan.

 

Está acción se enmarca en una estrategia de estímulo al turismo nacional por medio de un programa de equidad revolucionario aprovechando la capacidad ociosa del sector en temporada baja.

 

El Programa Nacional de Turismo Interno busca movilizar la demanda interna y que más Argentinos viajen por Argentina; priorizar los segmentos de la población más necesitados, capitalizar oferta ociosa del sector, lograr tarifas competitivas; dinamizar las economías regionales; simplificar el acceso a los servicios turísticos y lograr un acceso amplio a todos los prestadores de servicios turísticos.

 

En esta línea, el Ministerio de Turismo de la Nación está desarrollando una plataforma web de distribución de oferta de servicios turísticos que integra a compañías aéreas, ómnibus, alojamientos, actividades y excursiones, gastronomía y espectáculos, que estarán disponibles bajo un esquema de precios competitivos y con posibilidades de financiamiento. A su vez, incluirá a futuro un módulo de incentivos para movilizar a segmentos de la población con dificultades para acceder a los servicios turísticos.

 

La implementación de estos objetivos incluye el desarrollo de un programa de trasferencia de conocimiento que le permita a los actores del sector privado y a los responsables del sector público municipal que cuenten con la información, las tendencias y las herramientas disponibles actualmente para que pueden implementar en sus destinos y para dar respuestas concretas en materia promocional y comercial.

 

Bajo el lema: “Como vender lo que no tengo vendido”, se presentan en el marco de cada encuentro, las herramientas innovadoras que hoy están al alcance de cada prestador en un formato ágil y participativo. En una Jornada de 3 horas, se abordan los siguientes temas:

 

Nuevos Hábitos de Consumo Turístico: Considerar el proceso que realiza el nuevo consumidor para acceder a las experiencias turísticas que los productos ofrecen. Como se adecuan las necesidades del consumidor a los servicios ofrecidos.

Promoción y Comercialización Productos Turísticos Hoy: Analizar el contexto dinámico de los mercados turísticos actuales, representa un desafío para los gestores encargados de definir la estrategia de promoción y comercialización.

Impacto de las Nuevas Tecnologías en la promoción y comercialización de destinos y productos turísticos: Considerar el avance permanente de las nuevas tecnologías que han impactado en los hábitos de consumo turístico. Esto incluye la consideración sobre cuestiones como la imagen, la marca, el posicionamiento y la definición de mercados prioritarios. También implica un análisis de todo lo relacionado al avance exponencial de la utilización de internet y redes sociales para la elección de destinos y compra de servicios, potenciado en los últimos años por la penetración en el mercado de los smartphones.

Responsabilidad Social y Estrategias Colaborativas: Las nuevas tendencias de consumo implican un verdadero cambio cultural en las organizaciones, es necesario asumirla como la línea rectora de las políticas a implementar para lograr conformar economías asociativas que redunden en beneficios individuales y colectivos. Esta nueva situación obliga a los empresarios de servicios, a tomar posición y a establecer estrategias comunes.

El objetivo central es el de fortalecer las capacidades de los actores del sector, en especial en lo relativo al desarrollo y la comercialización de sus productos mediante la implementación de herramientas que les permitan una mejora concreta en sus modelos de negocios a partir de vender la oferta ociosa disponible, extender la estadía y combatir la competencia informal.

 

Se trata de potenciar las acciones que permitan materializar el trabajo asociativo y el desarrollo de canales de distribución a partir de una estrategia de promoción y comercialización colectiva entre producto y destino; fomentar la actualización y elaboración de nuevos productos que ayuden a generar una visión compartida sobre el devenir turístico del destino; conocer la necesidad del consumidor en función de los insumos que requiere hoy; y capitalizar las nuevas tecnologías para adaptarse a las tendencias para lograr la conversión de visitas a ventas.