Salud Pública reinauguró su Posta Tamberías en Jáchal

La gente lo hizo suyo, es el lugar donde van a buscar alivio para sus dolores, tanto los que viven cerca o los que viven más lejos, lo quieren bien y por eso, conjuntamente con los profesionales, pusieron manos a la obra para dejarlo en condiciones. Es el Centro de Salud de Tamberías, localidad jachallera ubicada a pocos kilómetros al norte de la villa cabecera de San José.

Se trata de una construcción prefabricada de madera que, por el uso y el paso del tiempo, se había deteriorado demasiado. Allí atiende el doctor Páez, médico clínico, quien resaltó la importancia de la “descentralización del hospital de Jáchal, para mejorar aún más la atención en la zona rural y periférica. Estos arreglos al CAPS vienen a satisfacer las necesidades de la población de una manera más cómoda, ya que son alrededor de 60 o 70 personas por semana que vienen a atenderse aquí, lo que ha hecho que en todo el 2018 se han realizado 1500 atenciones”.

La Posta Tamberías está instalada en un terreno donado donde aún queda espacio para ampliarla a futuro y su reorganización edilicia está dentro del plan de refacciones a los centros de salud de la periferia que lleva adelanta el área de Arquitectura del Ministerio de Salud Pública. La ministra de Salud, la Dra. Alejandra Venerando, viene impulsando este trabajo con varios CAPS al mismo tiempo de las distintas zonas sanitarias, bajo la dirección de la arquitecta Silvia Pérez.

La atención en Tamberías no sólo es medicina clínica, sino también llega hasta la posta una nutricionista, una asistente social, y una obstetra. De lunes a viernes, hay un enfermero que recibe a los pacientes y una administrativa que organiza el CAPS.

Los pacientes llegan de zonas aledañas, como Gran China, calle Noriega, Pampa Vieja y San Isidro cuando no logran ingresar a las listas de atención de los centros de salud más cercanos. “Tratamos de darle una solución a toda la gente y evitar que tengan que trasladarse hasta el hospital San Roque”, resaltó el doctor Páez.