Salud aeroevacuó a dos ciclistas y una embarazada en la etapa del Valle

Si bien las rodadas no vienen teniendo protagonismo en esta edición de la Vuelta de San Juan, durante el trayecto de Jáchal-Valle Fértil hubo dos ciclistas que requirieron aeroevacuación. Fueron un miembro de la selección de Brasil y otro ciclista de nacionalidad italiana. Además, aprovechando el despliegue de emergencias, se decidió trasladar a una embarazada con trabajo de parto con riesgo a la ciudad de San Juan.

El despliegue médico de la Vuelta de San Juan tiene nivel de exigencia internacional y la provincia tiene la capacidad propia para lograrlo. Ya había sido examinado y homologado cuando el Super Bike desembarcó en el Villicum. Esta vez no fue la excepción, y cuando la rodada se produjo, el sistema funcionó como se había diagramado, sin fisuras y con inmediatez.

En plena ruta 150, al comienzo de los túneles, ya en pleno territorio del parque provincial Ischigualasto, una rodada entre varios ciclistas, dejó uno más golpeado que otros. Fue un corredor de la selección de Brasil que tuvo que ser trasladado al hospital Alejandro Albarracín para ser atendido en primera instancia. Las ambulancias de la caravana dieron los primeros auxilios y el helicóptero sanitario descendió para aeroevacuarlo. Todo el proceso, duró escasos 24 minutos.

Los hospitales departamentales, protagonistas de la Vuelta

Luego, cuando la serpentina de la 150 había finalizado, y llegando al cruce con ruta 510, un italiano cayó de su bicicleta, muy cerca de Baldecitos. Nuevamente, apareció en acción el Bell 429 tripulado por el piloto Alfredo Díaz, y como médico, el subsecretario de Medicina Preventiva, Dr. Matías Espejo. Esta vez, la aeroevacuación demoró sólo 13 minutos hasta el hospital vallisto.

Una vez que la carrera finalizó, se procedió al traslado de los heridos a la ciudad de San Juan para ser atendidos en una clínica privada. Como lo requiere el reglamento, los competidores debían ser trasladados vía aérea. Por eso fueron acomodados en el helicóptero y en pocos minutos llegaron al aeroclub de Pocito.

En el hospital de Valle Fértil, se encontraba una mujer cursando su semana cuarenta de embarazo, quien había comenzado con trabajo de parto y tenía complicaciones. Aprovechando la presencia de las aeronaves a escasos metros del nosocomio, las autoridades tomaron la decisión de trasladarla, junto a su marido, también por vía aérea. En su caso, volaron en el avión sanitario con los pilotos Matías Gallardo y Rodrigo Touris, con la asistencia del Dr. Javier Porras. Al llegar a Pocito fue derivada a la maternidad del hospital Dr. Guillermo Rawson.

El Ministerio de Salud Pública trabajó en todo momento en coordinación con la Dirección Provincial de Aeronáutica.