Gustavo Garramuño: un “juguetero experimental” expone en el Museo Franklin Rawson

El artista trabaja con la apropiación y deconStrucción de muñecos en desuso, como una forma de reciclar y revalorizar lo que las personas creían olvidado y perdido. Hasta marzo se puede disfrutar su muestra.

En el Museo de Bellas Artes Franklin Rawson hasta marzo se exponen muestras de 77 artistas sanjuaninos. Una de las más destacadas es la de Gustavo Garramuño que trabaja con la apropiación y deconstrucción de muñecos en desuso, como una forma de reciclar y revalorizar lo que las personas creían olvidado y perdido. La muestra en sí consiste en “filetear” distintos muñecos o bebotes y exponerlos de tal forma que eso cause una impresión y re-expresión de los sentimientos del visitante.
Cuenta que su obra comenzó como un trabajo de la Universidad Nacional de San Juan. “Tenemos diferentes cátedras en la carrera de Artes Visuales, hay distintas investigaciones en relación al arte y tomé como principal punto de mi investigación el trabajo con juguetes. Fue gracias a una amiga que me donó una muñeca y me hizo replantear la idea del juguete antropomórfico que simula la anatomía humana. En base a ese trabajo pedí donativos de juguetes de cualquier tipo que simulen la anatomía humana, recibí un montón. Lo pensé de distintas perspectivas e inmediatamente los rompí, corté, fileteé como para destruir esa anatomía primordial que tiene todo juguete en su esencia”, explica.
Luego, el trabajo de investigación creció para convertirse ahora en la exposición del Museo. “Me gustó la relación del juguete en el arte, el apropiarse de un objeto de uso cotidiano y poder reconstruirlo, pensarlo, repensarlo, hay diferentes formas de ver al objeto. En un hogar cumple una función a diferencia de verlo en un museo donde se valoriza la idea de repensar el objeto, la idea del juguete como algo distinto”.
Según Garramuño, “la idea de un plástico con forma anatómica emula mucho las emociones humanas, algo que he pensado mucho por el hecho que los niños cuando se encariñan le dan un significado, un valor hasta pensar que están vivos, es un contenedor muy fuerte de emociones. La idea es ver esa fuerza emotiva desde mi perspectiva”.
Las obras también se pueden ver en la web del Museo Franklin Rawson (www.museofranklinrawson.org) y también serán publicadas próximamente en formato de libro físico, que estará disponible en la tienda del Museo.

Datos biográficos
Por razones de fuerza mayor, Gustavo Garramuño se considera como un “Juguetero experimental”. Nacido, criado y actual residente de la Provincia de San Juan, se desempeña como estudiante tesista de la Licenciatura en artes visuales.
Fascinado por la animación, expuso en el Festival de cortos Penca 2017 con el corto Stop Motion “EPIFANÍA”. Ilustrador amateur inquietado por el universo del plástico y la apropiación. En la actualidad se desenvuelve como orientador en el Museo de Bellas Artes Franklin Rawson.
Su correo es colosomoai@gmail.com, Instagram @Colosomoai para ponerse en contacto con el artista.