Empresarios y Gobierno llegaron a un acuerdo por el impuesto inmobiliario

Industriales y productores se quejaron porque recibieron subas de hasta el 300%, se reunieron con Gattoni y acordaron un incremento que ellos consideraron como más “razonable”.

Desde hace unos días los referentes de distintos sectores industriales y productivos nucleados en la Federación Económica se vienen quejando porque les llegaron facturas del Impuesto Inmobiliario con aumentos que, en algunos casos, superaron el 300%. Ahora se reunieron con el ministro de Hacienda quien les anunció que las subas irán desde 39 y hasta 48% como máximo.

Analía Salguero, vicepresidenta de la Federación Económica, explicó que los miembros de la Federación se reunieron con el ministro de Hacienda, Roberto Gattoni, y lograron arribar a una solución. La empresaria del sector de los combustibles explicó que el ministro les confirmó que se aplicará una suba general del 39,4% para todos los contribuyentes y que el porcentaje máximo que podrían llegar a abonar sería del 48% en todo concepto.

La dirigente explicó que el problema comenzó cuando se determinó la suba del impuesto Inmobiliario para 2019, el problema es que, si bien fijaron una suba del 39,4%, además se fijó una actualización del avalúo fiscal de las propiedades y fue esto lo que disparó el aumento.

“Hubo una suerte de irracionalidad, si bien técnicamente estaba bien calculado, había muchas disparidades y no se aplicó el impuesto de manera equitativa. Afortunadamente, desde el dialogo y con un gobierno que nos ha escuchado se logró arribar a una solución”, aseguró Salguero.

En cuanto a la forma en la que deberán pagar su impuesto los contribuyentes, la empresaria explicó que por estos días se hará un recalculo del importe de cada factura y volverán a enviársela a los contribuyentes. Igualmente, Salguero agregó que “para ir agilizando” se podrá bajar de la página web de Rentas para poder pagarla.

“No había igualdad de condiciones, hubo un Gobierno que escuchó y que salió a dar respuesta a la situación. Hubo una actualización de los montos atrasados y de ahí una suba, lo que no estuvo bien fue la actualización de los avalúos que en varios inmuebles venían atrasados. Es un trabajo que debe realizar catastro de ahora en adelante”.

“Algunos sectores privados están en crisis como la vitivinicultura que no permitían ningún tipo de aumento. Para casos particulares existe un compromiso con ese sector de poder rever la situación que es bastante compleja”, finalizó.