El Senado insiste con tratar el financiamiento político

Luego de que la semana pasada se llamara a un cuarto intermedio por falta de acuerdo entre el oficialismo y la oposición en torno al proyecto de financiamiento político de partidos políticos, una de las iniciativas que el Gobierno considera esencial que se apruebe antes de las elecciones, el Senado volvió a reunirse para acercar posiciones, aunque su llegada al recinto mañana a las 12 aún está en duda.

El encuentro de las comisiones de Asuntos Constitucionales, Justicia y Asuntos Penales y Presupuesto y Hacienda tuvo lugar en el atrio del Palacio Legislativo, no en calidad de plenario, sino -como explicó el senador Esteban Bullrich- como una reunión informativa con la idea de “aclarar las modificaciones que se le han ido introducido al dictamen firmado en noviembre” con la idea de poder llegar avanzar en los consensos.

Este miércoles la sesión se iniciará a las 12 y los senadores -si es que deciden avanzar con el proyecto, que debe aprobarse con mayoría absoluta- deberán resolver sus diferencias antes de las 16, hora en la que está prevista la exposición del jefe de Gabinete, Marcos Peña.

Entre los cambios introducidos se encuentran el pedido del senador del Movimiento Popular Neuquino, Guillermo Pereyra, para que los sindicatos también se puedan constituir en aportantes y las modificaciones presentadas por el chubutense Alfredo Luenzo que plantean que el 50% de la publicidad de campaña de los partidos políticos en plataformas digitales y redes sociales se destine a portales de producción nacional. Este último punto fue el que mayores rispideces generó la semana pasada, entre el oficialismo y la oposición e incluso dentro del seno mismo de Cambiemos, y que provocó que la iniciativa pasara a un cuarto intermedio. Además, hay un pedido de la Banca de la Mujer para que se contemple un cupo para la capacitación de mujeres en cada uno de los partidos.

Al pedir la palabra, el senador de extracción sindical Pereyra expresó que si se está avanzando en la inclusión de un sistema mixto en el que se habiliten los aportes del sector empresario, “no se puede excluir al sindicalismo”. “Esto nos deja en desigualdad de condiciones”, expresó. “Vengo de reunirme con el compañero Daer y me pidió que avanzáramos en este sentido”, agregó.

A su turno, el senador justicialista José Mayans fue muy crítico con lo que consideró un tratamiento acorde con las necesidades del Poder Ejecutivo. “El Gobierno quiere cambiar las reglas del juego a las apuradas con un dictamen con el que no está de acuerdo nadie. Teniendo en cuenta el año electoral que estamos viviendo, nos tenemos que tomar el tiempo y hacer un plenario para emitir un nuevo despacho que es lo que corresponde reglamentariamente”, agregó.

Desde el oficialismo salieron a replicarle. La senadora por Córdoba Laura Rodríguez Machado negó que hubiese “falta de tratamiento”. “Es que hubo agregados y tenemos amplia disponibilidad para su debate”, explicó. En tanto, el formoseño Luis Naidenoff llamó a ir este miércoles al recinto y “hacer allí los planteos de fondo”.

Por su parte, Bullrich expresó: “Acá no hay ningún apuro político, por eso es que queremos avanzar en los consensos para que cuando lleguemos al recinto haya transparencia”.

A su turno, la senadora salteña Cristina Fiore Viñuales también lamentó la falta de acuerdo para la sesión de este miércoles y dejó en claro que la propuesta del legislador Luenzo de derivar el 50% de la publicidad a los medios digitales nacionales -que celebró- no está incluida en el dictamen. “Los Presidentes van a tener que ser muy claros en el tratamiento en particular para ver que estamos votando”, dijo.

Finalizada la reunión y en diálogo con la prensa el titular de la Comisión de Asuntos Constitucionales Dalmacio Mera confirmó que mañana se verá si están dadas las condiciones y los consensos para tratar el proyecto en el recinto e introducir las modificaciones sobre tablas o convocar a un nuevo plenario de comisiones para elaborar un dictamen que las incluya.

“Yo creo que todos coinciden, aunque políticamente algunos no acompañen, en lo gravitantes que son las plataformas digitales en el mundo eleccionario, porque esto está ocurriendo en el mundo. Sobran argumentos para que el Estado se involucre con un tema tan sensible. Hay que destacar que lo pudimos introducir, ahora habrá que ver si lo podemos aprobar en el recinto”, concluyó.