Dieron detalles de los problemas de salud de Florencia Kirchner: ataques de pánico y el temor de ir presa

La ex presidenta Cristina Kirchner viajó durante la madrugada de este jueves hacia Cuba para encontrarse con su hija Florencia que, según explicó en un video publicado en sus redes sociales, padece un grave problema de salud por el cual “no puede permanecer sentada ni de pie”.

Consultado por esta situación, el dirigente peronista Eduardo Valdés, cercano al Papa Francisco y a la ex mandataria, afirmó que Florencia se encuentra realizando un tratamiento “producto de muchos ataques de pánico”. “Permanentemente sentía, a través de trascendidos periodísticos, que la iban a detener, y no podía congeniar el sueño”, reconoció el ex embajador en el Vaticano en comunicación con radio Continental.

Según reveló, Valdés mantuvo un encuentro con Cristina Kirchner el pasado domingo, previo a presentar la autorización ante el juzgado de Claudio Bonadio para poder realizar el viaje. El dirigente peronista, junto al líder de la CTEP Juan Grabois, es una de las personas que acompañó a la ex mandataria en sus últimas citaciones a los tribunales federales de Comodoro Py.

“La ex presidenta se banca todo lo que le pase a ella, desde la política; pero es muy difícil cuando te tocan a tu hijo, ahí le duele mucho, el doble. No la vi bien a Cristina, es la primera vez que la vi golpeada, la vi muy dolorida”, admitió.

Vestida con un tapado rojo, a las 2:40 la ex Presidente salió de su domicilio en las calles Uruguay y Juncal rumbo al aeropuerto internacional de Ezeiza, adonde ingresó a través de la pista para evitar cruzarse con otras personas. A las 4:46 despegó el vuelo CM 364 de la empresa Copa con destino a Panamá, para realizar la conexión hacia La Habana. Según señalaron fuentes judiciales, la ex mandataria aseguró que estará fuera del país durante una semana.

En el video que difundió vía redes, Cristina explicó cuál es el cuadro que atraviesa su hija. “Mi hija, Florencia, producto de la persecución feroz a la que fue sometida, empezó a tener severos problemas de salud. El brutal estrés que sufrió devastó su cuerpo y su salud”, señaló la ex Presidente. Y continuó: “Es muy terrible para una joven, que la acusen de haber ingresado a una asociación ilícita el mismo día que murió su padre, sí, el 27 de octubre de 2010”.

Si bien no dio precisiones sobre cuál es la enfermedad que aqueja a Florencia Kirchner, la senadora nacional de Unidad Ciudadana contó que, como consecuencia de la patología, “no puede permanecer sentada ni de pie por períodos prolongados de tiempo”. Y reafirmó: “La persecución que han hecho sobre ella, y que la ha devastado, es porque es la hija de Néstor y Cristina Kirchner”.