Cristina será candidata a presidente

Por Ricardo Azócar

Un artículo de mi amigo Alfredo Silleta muestra a las claras el derrotero de Cristina Fernández de Kirchner rumbo a una nueva candidatura a la Presidencia de la Nación Argentina a pesar  que la Casa Rosada y los medios hegemónicos “militan” para que Cristina Kirchner renuncie a su candidatura presidencial, con la excusa que es la  “única” opositora que pierde frente a Mauricio Macri en un balotaje y muestra que la ex presidenta está decidida a dar la pelea electoral para que Macri no continúe en el gobierno y anunciarlo mucho antes de lo que se esperaba.

La actual senadora desde hace muchos meses viene trabajando en silencio para que la oposición vaya unida en cada provincia y así derrotar a Cambiemos en octubre de este año dice mi amigo Alfredo Silleta y tiene razón. Desde hace tiempo logró acuerdos en la provincia de Buenos Aires, Río Negro, Neuquén, La Pampa, San Juan, Catamarca, Tucumán, La Rioja, Santa Fe, Santa Cruz, Formosa, Tierra del Fuego, Entre Ríos, San Luis y Mendoza. Falta acordar en Chaco, Misiones, Jujuy, Santiago del Estero y Chubut. En aquellos lugares donde no se acuerde habrá lista propia, como seguramente sucederá en Salta y Córdoba.
Cristina, además de acordar en las provincias, volvió a dialogar con Alberto Fernández, Felipe Solá, Hugo Moyano, Juan Grabois, Emilio Pérsico, Victoria Donda y Eduardo Duhalde. “Hay que ser amplio y generoso para conformar un gran frente opositor”, dice la ex presidenta a sus invitados. Como si fuera poco viene conversando con grandes empresarios -los mismos que la cuestionaron y apoyaron a Macri-. Esos empresarios observan que en tres años les fue cada día peor, con un mercado interno cada día más pequeño que ha llevado a la quiebra a muchas empresas históricas y los aprietes de Comodoro Py. Empresarios que son extorsionados por jueces y fiscales bajo la amenaza de ir presos sin ninguna razón legal.
Como si fuera poco, perciben que el presidente, como ha sucedido en Brasil y México apoya que capitales norteamericanos compren por valores miserables sus empresas. Un ejemplo es Carlos Slim, el magnate más importante de México, que apostó por Andrés López Obrador al observar que Estados Unidos venía a quedarse con las empresas mexicanas. De allí que el dueño de Claro dejo trascender que le gustaría que vuelva Cristina Kirchner al gobierno.
Las razones por lo cual la ex presidenta aceptará ser candidata presidencial es al observar que quienes quieren pelear la presidencia -Rossi, Solá, Kicillof, Scioli- ninguno supera los 7 u 8 puntos. Hoy Macri está entre los 24 y 28 puntos, mientras la ex presidenta está entre 32 y 35. Cristina cree que es muy difícil que sus votos se trasladen a un candidato, como le sucedió a Lula da Silva en Brasil, de allí que asumirá la responsabilidad de ser candidata.
Cristina hoy está muy bien en la provincia de Buenos Aires, en el NOA y el NEA, también en las provincias del sur. En el gran Buenos Aires ronda los 50 puntos y el presidente no llega en algunos municipios del conurbano a 20.

No solo los candidatos del peronismo están flojos en las encuestas. En Alternativa Federal sus representantes -Massa, Urtubey o Lavagna- están entre los 5 y 8 puntos y solo les responden dos o tres provincias. Lavagna es solo la fantasía de los medios hegemónicos como lo fue ayer Massa.
Cristina sabe que no puede esperar hasta el cierre de las listas -22 de junio- si quiere ser candidata ya que antes de las PASO, que se realizaran en agosto, se vota en 14 provincias y varios mandatarios provinciales le pidieron que los acompañe. Cristina dijo que sí. Las provincias que adelantaron los comicios son Chaco, Tierra del Fuego, Chubut, Córdoba, Entre Ríos, La Pampa, Mendoza, Misiones, Neuquén, Río Negro, San Juan, San Luis y Santa Fe.
Los nervios en la Casa Rosada se perciben en el rostro del presidente y en su equipo de gobierno. De allí que los medios hegemónicos han salido en bandada a “militar” la renuncia de la ex presidenta.
Todos los operativos de prensa montados por Marcos Peña y Durán Barba han fracasado hasta el momento ante el cúmulo de errores de Cambiemos que ha llevado la economía al fracaso, el dólar a las nubes, los salarios a una pérdida de su valor adquisitivo que impacta en la sociedad argentina y a la quiebra de miles de pequeñas y medianas empresas que han debido cerrar sus persianas .
La Argentina ha sufrido los peores tres años en lo que va del siglo 21 y los analistas ya están asegurando un dólar a junio en $54 con una inflación en el año 2019 del orden del 35 al 40% anual con caída de la producción, la actividad industrial y las economías regionales, con bajas del consumo superiores al 13% salvo el sector automotriz que ya cayó un 50%.
Sectores del Partido Justicialista creen que Mauricio Macri no alcanza a cumplir sus cuatro años de gobierno y deberá irse antes de la Casa Rosada, pero la ex presidente sostiene que sería un error que el actual presidente abandone anticipadamente el sillón presidencial. Macri debe terminar su mandato-afirmó reiteradamente a sus allegados más íntimos.
Y como afirma mi amigo Alfredo Silleta, Cristina será candidata a presidente nuevamente y los sectores de Pichetto, Lavagna, Massa, Urtubey y otros deberán encolumnarse tras la ex presidente que por más encuentas que le invente el oficialismo de CAMBIEMOS, FIGURA PRIMERO EN TODAS pero por sobre todas las cosas, está en el corazón del 33% del pueblo peronista que volcará su apoyo a lo largo y ancho del país a su candidatura. Y ya empezó la debacle para Cambiemos: ayer salió tercero en Neuquén. Los hechos mandan.